Manuel Azuaga, presidente de Unicaja, y Javier González de Lara, de Garántia
Manuel Azuaga, presidente de Unicaja, y Javier González de Lara, de Garántia - ABC
ECONOMÍA

Unicaja y Garántia impulsarán la financiación de pymes y autónomos andaluces

El banco malagueño y la sociedad de garantía recíproca ofrecen una línea de 60 millones para los empresarios

MÁLAGAActualizado:

Unicaja Banco ha firmado un convenio de colaboración financiera con la sociedad de garantía recíproca de Andalucía Garántia por el que ofrecen a este colectivo una línea de financiación de 60 millones de euros para su aplicación en operaciones de créditos.

El objetivo es que esta línea de financiación específica, por sus condiciones extraordinarias de plazos y tipos de interés, estimule la iniciativa empresarial y contribuya a la creación y mantenimiento de puestos de trabajo, según ha informado este martes Unicaja Banco en un comunicado.

El convenio, que ha sido rubricado por los presidentes de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, y de Garántia, Javier González de Lara, acerca a las pequeñas y medianas empresas de Andalucía una oferta de productos y servicios específicos en condiciones ventajosas para apoyar el desarrollo de la actividad de las mismas.

A través de este acuerdo, Unicaja Banco y Garántia ofrecen una línea de financiación al colectivo para su aplicación en operaciones de créditos que se formalicen durante un año desde la firma del convenio, contando para ello con el aval solidario de la sociedad de garantía recíproca andaluza.

Garántia (www.sgarantia.es), nacida de la fusión entre las sociedades de garantía recíproca (SGR) Avalunión y Suraval, tiene entre sus funciones facilitar el acceso a fuentes de financiación a la empresa en condiciones ventajosas mediante la concesión de avales, así como ayudar a las empresas con información y asesoramiento financiero.

La línea de financiación podrá ser empleada en diversas operaciones que cuenten con el aval solidario de Garántia, como las acogidas a convenios suscritos con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), préstamos para inversión, adquisición de locales o naves industriales, cuenta de crédito o leasing inmobiliario.