Ejemplar de lobo ibérico
Ejemplar de lobo ibérico - EFE/ Mariam A. Montesinos

Vuelve el rey de Sierra Morena

La Junta de Andalucía trabaja en el Programa de Recuperación del Lobo Ibérico, con una inversión de más de 2,1 millones de euros

SEVILLAActualizado:

En la actualidad, las principales colonias de la especie se sitúan en el noroeste español, mientras que en el sur se trabaja para evaluar la situación de la población de Sierra Morena, uno de sus enclaves predilectos en sus tiempos de abundancia. Se sabe que aún se desplaza con sigilo por sus montes, pero no en qué número ni con qué grado de hibridación.

Recopilar esta información es uno de los objetivos del Programa de Recuperación del Lobo Ibérico en Andalucía (Canis lupus signatus), que se aprobó por Resolución el 26 de octubre de 2016, aunque el grupo de trabajo científico-técnico se formó casi un año antes. El programa trabaja en dos líneas principales de actuación: la primera está enfocada a evaluar la situación real de la especie con el horizonte puesto a finales de 2018, mientras que la segunda trata de evitar la persecución directa que padece. La iniciativa cuenta con un presupuesto de 2.150.980 euros, financiado con fondos europeos, tanto Feder como a través de los proyectos Life, y es precisamente por medio de este instrumento, el proyecto Life Southern Wolfes «El lobo en Andalucía», que dispone de un presupuesto de 1.664.871 euros, con el que se están desarrollando desde septiembre de 2016 las acciones de concienciación, información y divulgación.

En el programa participan WWF-España, la Federación de Caza (FAC),la Asociación de Propietarios Rurales, Productores de Caza y Conservadores del Medio Natural de Andalucía (Aproca), la Asociación Empresarial de Criadores y Titulares de Cotos de Caza de Andalucía (Ateca), la Asociación de Pastores por el Monte Mediterráneo (APMM) y la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (Amaya).

Población real

Junto a los trabajos de asesoramiento, formación e información del que son objeto guardas, gestores, ganaderos y colectivos cinegéticos, se está evaluando la situación real de la población de lobo en Andalucía, con trabajos de campo y recogida de muestras biológicas y análisis genéticos en el Centro de Análisis y Diagnóstico dela Fauna Silvestre (CAD), con la colaboración del equipo de Carles Vila de la Estación Biológica de Doñana, para confirmar si las muestras pertenecen o no a lobo y, con la introducción de nuevas técnicas para conocer el grado de hibridación con perro, el sexo o la detección de problemas genéticos.

Cabe destacar que, en un informe remitido por la Junta a la Comisión Europea en diciembre de 2016, se destaca que el 50% de las 108 muestras recogidas entre 2011 y 2016 pertenecen a animales híbridos y que, gracias a los análisis genéticos realizados en el CAD, se ha podido determinar que ocho de las muestras recogidas pertenecen a lobo ibérico, lo que confirma la presencia de la especie en Andalucía, al margen del número de ejemplares.

Pero para que ese número, sea cual sea, experimente el deseable aumento, el programa establece entre sus acciones la reducción de las causas de mortalidad no natural, con la vigilancia del uso de cepos, lazos y venenos. Así mismo, se mantiene el contacto y se informa a los pastores y ganaderos sobre las medidasque pueden adoptar para evitar daños en sus cabañas ganaderas sin que esto afecte a la población de lobo ibérico, como por ejemplo el uso de cercas, mastines, rediles o pastores eléctricos.