Un delegado de la Junta, «cazado» ebrio tras un accidente de coche
Juan Antonio Blanco

Un delegado de la Junta, «cazado» ebrio tras un accidente de coche

La provincia de Cádiz acumula varios casos de políticos que dieron positivo en la carretera

CÁDIZ Actualizado:

Últimas horas del Domingo de Ramos, momento de fiesta en muchos pueblos de la provincia, y la Policía Local de Villamartín recibe un aviso de un accidente junto al hotel La Antigua Estación. Dos agentes se desplazan hasta el lugar de los hechos para comprobar lo sucedido y tratar de auxiliar a las víctimas, si las hubiera.

Pasaban las 22.30 horas cuando llegan al citado lugar y ven que un vehículo se encuentra fuera de la calzada, casi volcado en el arcén, y observan que han tratado de sacarlo de allí sin éxito. Imagen normal de un accidente, de no ser por la persona involucrada. Los agentes relatan en las diligencias que levantaron y a las que ha tenido acceso «La Voz de Cádiz», que la única persona que se encontraba junto al coche y con las llaves del mismo en la mano «presenta síntomas de embriaguez» e incluso perdió el equilibrio y cayó al suelo, relata el citado atestado policial.

Esa persona, según recoge el informe, es Juan Antonio Blanco Rodríguez, delegado provincial de Agricultura de la Junta, por lo que se repite en la Sierra un caso de responsable político que es denunciado por conducir bajo los efectos del alcohol. La Guardia Civil se hizo cargo del caso, al ocurrir el accidente en una vía interurbana, y sometió a Blanco a la prueba de alcoholemia en dos ocasiones, dando en la primera 0,74 y en la otra 0,71, muy por encima de los límites permitidos y constitutivo de un delito contra la seguridad vial.

El coche siniestrado, un modelo Seat León, no es propiedad del delegado de Agricultura en funciones sino que pertenece a una vecina de Villamartín que responde a las iniciales de A. C. L. La Policía localizó a esta mujer para tomarle testimonio y ella corroboró a los agentes que Blanco era quien conducía el vehículo y que ella no se encontraba junto a él en el momento de llegar los funcionarios policiales: «Mi marido me quitó de allí, después de que yo le avisara y me llevó a casa de mi madre», según recoge la documentación.

La mujer destacó que el delegado provincial trataba de ocultar que era él quien conducía el coche, pero en su declaración ratificó que así era: «Tuvimos el accidente porque él se distrajo, no sé de qué forma». De hecho, destaca que Blanco le dijo: «Esto hay que taparlo como sea y yo nunca voy a decir que era el conductor».

La provincia acumula varios casos de políticos que han dado positivo en controles de alcoholemia o que se ven involucrados en accidentes superando la tasa de alcohol en sangre permitida. Muy conocidos fueron los casos del exconcejal de IU de Conil, Francisco Alba, o un exedil de Deportes de la misma formación en Chiclana. En el primero de los casos, el PSOE pidió la dimisión inmediata de Alba, algo que no hizo cuando quien dio positivo fue el alcalde de Villaluenga del Rosario, Alfonso Moscoso (PSOE).