Los impagos de la Junta ponen en peligro al deporte federado
El presidente de la CAFD (segundo por la derecha), en una asamblea - ABC

Los impagos de la Junta ponen en peligro al deporte federado

La única actividad autóctona, el Bolo Andaluz, corre el riesgo de desaparecer

SEVILLA Actualizado:

La Confederación Andaluza de Confederaciones Deportivas (CAFD) ha acusado a la Junta de abandonar a suerte los 500.000 deportistas andaluces federados, como consecuencia de los compromisos adquiridos por la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte en materia de ayudas económicas. De esa cifra, 300.000 pueden sobrevivir con recursos propios por ser deportes emergentes, pero las necesidades del resto son acuciantes. Según una carta remitida por el presidente de la CAFD, Jesús Rossi López de Castilla, al consejero Luciano Alonso, a fecha de hoy aún no se ha abonado el 25 por ciento de las subvenciones de 2011, ni tampoco se ha procedido a la convocatoria de las cantidades de 2012, circunstancia que está poniendo en peligro la continuidad de la actividad federativa, abre las puertas al despido del personal e incluso no se descarta la extinción de la propia Federación.

«Los problemas afectan a la Federación y a los clubes», aseguró en declaraciones a ABC el secretario general de la CAFD, Alfonso Escribano. El pago del 25 por ciento de las ayudas del pasado año está aprobado y comprometido, más de un millón de euros, pero aún no se ha hecho efectivo, y en cuanto a la del presente ejercicio, sobre cinco millones, tendrían que haberse convocado antes del 31 de enero, y todavía no se ha materializado

«Las federaciones y los clubes tienen muchas dificultades para mantener sus actividades», asegura Escribano. «Hay deportes por equipo —fútbol, baloncesto...— que no corresponde su temporada con el año natural, y la subvención les llega cuando ya han terminado la competición». En otras federaciones más pequeñas, sin recursos, la problemática es aún mayor. «Al menos cuatro de ellas se está planteando la extinción porque carecen de medios». Son deportes relativamente minoritarios, porque uno de ellos cuenta con 4.500 licencias, el de bolos, y entre ellos el Bolo Andaluz, que es el único deporte autóctono que hay en Andalucía».

En estos momentos y debido a la actitud de la Junta, que no ha respondido a la carta, «hay estructuras —subrayó Escribano— con personal que no cobra, agencias de viajes a las que tampoco se paga, y estamos hablando de 60 federaciones, 18.000 clubes y 500.000 deportistas que dependen de las competiciones, y hay federaciones que están suspendiendo competiciones oficiales por falta de presupuesto».