La Junta sólo ha gastado el 12% de los antivirales que compró para la gripe A

En la partida, que también se adquirió para la gripe aviar, Salud invirtió trece millones de euros

SEVILLA Actualizado:

En previsión de los estragos que pudiera realizar en humanos la gripe aviar, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía gastó en 2006 un total de 13 millones de euros en comprar 1.695.000 tratamientos de antivirales oseltamivir, un fármaco que Roche comercializa como «Tamiflu» y Procaps como «Tazamir». Sin embargo, la falta de incidencia de la gripe aviar en 2006 y de la gripe A en 2009 y 2010 han hecho que la Junta sólo haya consumido 221.871 tratamientos de esos antivirales, es decir, el 12% de esos medicamentos, que tenían una caducidad de cinco años.

La decisión de la Agencia Española del Medicamento de prolongar la caducidad del oseltamivir ha evitado que la inversión de la Junta en estos antivirales haya acabado en la basura, ya que algunos de los fármacos adquiridos por el Gobierno andaluz caducaron en febrero y otros lo harán en septiembre, según farmacias consultadas por ABC.

Temor a una pandemia

En 2005, la Organización Mundial de la Salud avisó de un riesgo sustancial de epidemia mundial (pandemia) de gripe en un futuro cercano, con la máxima probabilidad de que se derivase del tipo de gripe aviar H5N1. La alarma generada hizo que la Junta de Andalucía gastara 13 millones de euros en 2006 en la compra de 1.695.000 tratamientos de oseltamivir, de los que 300.000 eran en cápsulas para su administración y el resto en polvo para su posterior encapsulado. Sin embargo, la incidencia de la enfermedad en humanos fue mínima, por lo que apenas se consumieron tratamientos.

En 2009, la Organización Mundial de la Salud declaró una nueva pandemia: la de la gripe A H1N1, para cuyo tratamiento comenzó a emplearse también oseltamivir. A pesar de que la incidencia de la gripe A fue mayor en la población andaluza, los excedentes de oseltamivir de la Junta continuaron siendo elevadísimos, hasta el punto de que al día de hoy aún tiene 1.483.129 tratamientos en stock, el 88% de lo que compró en 2006. Así pues, las reservas de la Junta de antivirales contra la gripe A están practicamente intactas a pesar de que el Gobierno andaluz anunció que distribuiría Tamiflú gratis en las farmacias para todas las personas integradas en los grupos de riesgo a los que se les hubiera prescrito un médico. En el resto de comunidades, en cambio, los pacientes tienen que abonar el 40% del coste del antiviral si son trabajadores activos.

Algunos expertos criticaron a la OMS por haber exagerado o sobredimensionado la pandemia de la gripe A y llegaron a decir que las farmacéuticas, partiendo de su interés comercial, ejercieron presiones sobre investigadores y organismos oficiales de salud con el fin de multiplicar la alarma social ante el nuevo virus. La OMS negó en enero de 2010 las acusaciones, que tildó de «irresponsables».

En 2009, la Agencia Europea del Medicamento (European Medicines Agency) recomendó ampliar el período de validez del «Tamiflú» encapsulado de cinco a siete años con el fin de garantizar esas medicinas en caso de necesidad, aunque advirtió que esa recomendación sólo debía aplicarse si había sido declarada una pandemia por la Organización Mundial de la Salud. En febrero de 2011, cuando la pandemia de la gripe A ya está desactivada, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios envió a los profesionales sanitarios una nota informativa comunicándoles la ampliación del período de validez de «Tamiflú» en capsulas. Algunos científicos consultados por ABC se preguntan ahora «que si no hay pandemia, ¿por qué se amplía la validez del fármaco?», razón por la que creen que en esa decisión podrían haber pesado más razones económicas que sanitarias, sin poner por ello en duda la eficacia del medicamento una vez expirado el plazo de cinco años para su caducidad.

Vigencia

Fuentes de la Agencia Española del Medicamento defendieron ayer la estabilidad y eficacia del medicamento transcurridos cinco años porque así se ha demostrado en distintas pruebas. En cuanto a la recomendación de la Agencia Europea del Medicamento, las mismas fuentes indicaron que cada agencia nacional es libre para decidir al respecto y que la recomendación de ampliar la validez del Tamiflú sólo si está la pandemia declarada por la OMS «es sólo eso, una recomendación que no tiene que acatar la Agencia Española del Medicamento». Al respecto, defendieron el uso del «Tamiflú» “caducado” porque se ha demostrado que conserva sus propiedades incluso ampliando el período de validez. «Esos fármacos son aún eficaces. ¿Qué vamos a hacer ahora con esos medicamentos, tirarlos a la basura?», se preguntaron.