ANTEQUERA

El PSOE gastó 20.000 euros en meriendas para las corridas de toros

MÁLAGA Actualizado:

El equipo de Gobierno socialista del Ayuntamiento de Antequera gastó durante su último mandato cerca de 20.000 euros en el catering que se servía a las autoridades y VIP’s en las tres corridas de toros que se celebraban en la feria. Un servicio que siempre era adjudicado al restaurante propiedad de un militante del PSOE.

Según confirmaron fuentes del Ayuntamiento, cuando el nuevo equipo de Gobierno del PP ha comenzado a revisar las cuentas municipales, han descubierto gastos «inexplicables» y «desorbitados» para un periodo en el que supuestamente se exigía contención presupuestaria por la incidencia de la crisis.

El análisis de estos pagos también ha revelado que diversos simpatizantes socialistas se beneficiaban de diversos servicios que adjudicaba el Consistorio. Este es el caso de un militante de la agrupación local cuyo restaurante era el encargado de servir las meriendas de las que disfrutaban las autoridades y las personalidades invitadas a las tres corridas de toros que se celebraban durante la feria.

Las citadas fuentes explicaron que, concretamente, este hombre percibió 18.800 euros durante el último mandato socialista y que correspondería al catering de 12 corridas de toros celebradas durante cuatro ferias.

Pero este no es el único caso de gastos dudosos. Las fuentes consultadas también explicaron que la persona a la que habitualmente se le adjudicaba la explotación de la caseta de la juventud durante los días de feria «percibía 12.000 euros del Ayuntamiento, a lo que sumaba la recaudación de las distintas barras». «Recibía esta cantidad simplemente por abrir la puerta», señalaron, para añadir que «este año no se ha pagado ni un euro y el beneficio que ha obtenido la adjudicataria es el ingresado por su actividad».

La deuda municipal de Antequera heredada del PSOE asciende en la actualidad a 35 millones de euros, de los que 7,5 se deben a proveedores. El alcalde antequerano, Manuel Barón, calificó la situación como «extremadamente grave» y manifestó que buena culpa de ella es «la escasa entrada de ingresos en las arcas municipales, un volumen de deudas inasumibles y el hecho de llevar mucho tiempo sin afrontar la realidad económica y social actual».