Fernando Torres, en «El partido de las 12» - COPE

Fernando Torres, en COPE: «No me interesan las ofertas, mi futuro está aquí»

El delantero del Atlético de Madrid confesó en «El partido de las 12» su intención de continuar en el equipo rojiblanco, aunque es algo que «no depende» de él

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Eterno «niño» del Atlético de Madrid, pese a sus 31 años, Fernando Torres pasó este jueves por los micrófonos de «El partido de las 12» de COPE, donde dejó muy claras sus intenciones de continuar unido al club del Manzanares, aunque asegura que aún no se han producido contactos.

[Escucha la entrevista a Fernando Torres en «El partido de las 12»]

«Sigo siendo jugador del Milan pero no pienso en eso porque no hay ninguna oferta. Desde el día 1 de enero puedo recibir ofertas pero no me interesan, ni oírlas ni estudiarlas», aseguró el delantero rojiblanco, consciente de lo complicada que es su continuidad en el Atlético. «Quiero acabar esta etapa de la mejor manera posible y ojalá sea con un título».

Torres se mostró también orgulloso en este sentido de cómo ha entendido el Calderón su situación en el equipo. Un histórico del club relegado al banquillo, casi sin minutos, aunque peleando día a día por hacerse un hueco en el once. «La gente ha entendido mi caso mejor que todos nosotros. Hay división, cero porque están con los jugadores y el entrenador».

El «Niño» pasó dos etapas muy diferentes en el Atlético y recuerda con cierto cariño sus inicios de colchonero. Luis Aragonés le marcó en sus primeros partidos y Simeone en los últimos. Del primero cogió su carácter y del segundo, su filosofía («solo quiero ganar el sábado, no es importante para mí la renovación porque mi futuro es ganar aquí»). Son dos entrenadores que han significado mucho para el Atlético y se queda con lo mejor de cada uno, aunque prefiere no compararlos. Eso sí, tiene claro que no seguirá sus pasos y que no será entrenador. Quizás sí presidente.

«Solo quiero ganar el sábado, no es importante mi renovación»«Aragonés me dijo 'exíjase usted para exigir a los demás'»

También se acordó de otro técnico, del que le dio la gloria como futbolista en el Liverpool. Rafa Benítez lo despegó de su amado Calderón para llevárselo a la Premier League, donde triunfaría durante años. «Con él alcancé un nivel que nunca soñé», algo que le agradece mucho al entrenador madrileño, aunque quizás no tanto como a Simeone que le diera «la oportunidad de volver», algo que se tomó como «un reencuentro». Aunque lo tiene claro: «Lo mejor está por venir».

Optimista y sincero se mostró Fernando Torres en la entrevista en COPE. Habló de rumores y de buenas y malas épocas pasadas. Negó que el Barcelona se hubiese interesado por él y también que le hubiese llegado «directamente» alguna oferta del Real Madrid, aunque no aclaró si los blancos contactaron en algún momento con su representante. Habló con cariño de sus primeros partidos de rojiblanco, y a la vez con cierta tristeza. «He crecido siendo del Atlético, he pasado momentos muy duros, pero quedan muy atrás los años pasados, porque era cuando más gente iba al estadio».

Presión

Quizás esa sea la razón por la que todavía siente respeto cada vez que salta al Manzanares. «Siento que pueda defraudar. Para mí es una responsabilidad, siempre lo he sentido así, es una responsabilidad extra de tener la oportunidad de ayudar en el campo y no hacerlo bien. No solo es una sensación de no ayudar sino de hacer ganar, de que por mi culpa algunos partidos los hayamos podido ganar y no lo hayamos hecho».

«Nunca he estado contento con mi rendimiento. Siempre se puede dar más»«El gol 100 fue emotivo por la reacción de la gente. Son momentos que te superan y no sabes cómo aguantar»«La final de Lisboa fue dolorosa por la forma, fue muy cruel, pero me sentía orgulloso del equipo»

Ese sentimiento le viene de la época de Luis Aragonés. «Me lo dijo un día: 'exíjase usted para exigir a los demás'». Aunque ha llevado esa frase hasta el extremo. «Nunca he estado contento con mi rendimiento porque siempre puedes dar más». Sabe perfectamente que ahora no está dando todo ese potencial del pasado y que por eso ahora le falta «protagonismo», pero pelea y entrena cada día «para jugar 90 minutos», siendo consciente de que que su rendimiento «tiene que ser mejor».

«Siempre cuando mejor he estado es cuando más competencia he tenido. En este club me han enseñado que cuanto más difícil sea el reto más ganas de superarlo. Sé que el rendimiento tiene que ser mejor, entre otras cosas porque competimos con dos gigantes (Barcelona y Real Madrid) que no nos permiten el mínimo error».

Cuando más se le criticó fue cuando estuvo muchos partidos a las puertas de marcar su gol 100 con la camiseta del Atlético de Madrid, aunque asegura que nunca tuvo ansia porque llegara. «No fue una carga porque el equipo estaba ganando y no hacía falta ese gol», indica. Eso sí, reconoce que le gustó marcarlo, pese a que empezó a disfrutarlo tiempo después de que el balón acabara en la red. «Fue bonita la reacción de la gente. Fue un ambiente muy emotivo, cuando la gente se quedó en el estadio minutos después de terminar el partido. Son momentos que te superan y que aguantas como puedes».

Aunque más que cualquiera de los 101 tantos que ha marcado de rojiblanco, se le recordará por el que metió con España en la final de la Eurocopa, uno que Luis Aragonés ya predijo. «Antes de salir a jugar, me cogió del cuello y me puso contra la pared. Me dijo 'Niño, salga ahí y demuestre que es el mejor. Va a hacer dos goles y vamos a ser campeones'». Solo marcó uno, pero bastó para el título.

El Torres aficionado

Del futuro próximo, valoró que ganar la Liga con el Atlético «sería una satisfacción personal sobre todo». «Y lo disfrutaría y celebraría como hice en el 96, yendo de chiquitito a Neptuno y como hice estando fuera de España viendo la última Liga que ganó el Atleti», añadió.

«Ganar el Atleti esa Liga –hace dos temporadas– fue muy importante, porque demostramos a la gente que se puede». Para Torres fue hacer ver que los sueños se cumplían y que los del Atlético estaban por encima de otros. «Me preocupa que no sepamos transmitirlo a los más pequeños, que han visto ganar y que no saben que no siempre se va a ganar. He visto mucho atlético joven que no entiende el concepto», lamentó.

No guarda tan buenos recuerdos de la final de Champions de Lisboa. «Fue muy doloroso por la forma, porque, al final, cuando pierdes un partido que el rival ha sido muy superior es fácil encajarlo, pero fue muy cruel. Yo lo sentí así. Hizo mucho daño», aunque aseguró que aún se siente «orgulloso del equipo». «No podía llorar, no podía sentirme decepcionado», valoró.