A. de Antonio/De San Bernardo
MBFWM

Juanjo Oliva tiñe de negro la moda verde

Telas hechas con las botellas de plástico extraídas del mar, un proyecto de Ecoembes, ha sido la base de la colección que Juanjo Oliva, toda en negro y azul

Actualizado:

Juanjo Oliva ha tenido la oportunidad de trabajar con Ecoembes y desarrollar una colección cien por cien ecológica. «Me abierto los ojos de muchas cosas trabajar con ellos», nos contaba el diseñador de este proyecto tan gratificante. Con botellas sacadas del mal y mediante un proceso de reciclaje se convierte en un tipo de tela que da apariencia de algodón, de seda. «Y es más barata», nos dice admirado.

En un laberinto colocado en la pasarela, porque quiere reflejar en el momento tan difícil que vive la moda, «no solo en pasarela, que también es caótico, porque no se sabe qué colección presentar si de invierno, de verano. Con estos cambios climáticos. Te metes en mayo todavía con abrigo. Pero no solo eso, también tenemos que recapacitar de lo que estamos haciendo con el planeta. Hay que cuidarlo y nada mejor que reciclar».

Aunque la colección la ha desarrollado en azul y negro, no es porque la tela no pueda darse a cualquier tinte. Se puede hacer cualquier cosa. El diseñador ha querido hacer su colección otoño invierno en estas dos gamas cromáticas.

Las primeras salidas han sido chubasqueros, amplios chubasqueros, que en principio es la utilidad que tiene este tipo de tejido. Pero en este tejido desarrolló cazadoras, faldas amplias, pantalones hasta vestidos de noche espectaculares. Un aire deportivo, «saliéndose de mi zona de confort», confesaba.

Varios guiños en la pasarela que a lo mejor el público no se percató, un paraguas que de apariencia normal pero son solo tiras, igual que las botas que están abiertas por los laterales. «La gente se cree que está protegida y no tiene que hacer nada por el mundo, ella está a salvo. No es así», sentencia el diseñador.