A. de Antonio/De San Bernardo

MBFW MadridRoberto Diz es Moda

El diseñador gallego, afincado desde hace años en Sevilla, volvió a deslumbrar, por segunda edición consecutiva en esta pasarela madrileña con una Colección, con mayúsculas

Actualizado:

Dos culturas, dos tradiciones, España y Portugal, dos referentes en la vida del diseñador Roberto Diz que han estado presentes en esta su segunda colección que presenta en la Mercedes-Benz tras su ausencia de 15 años. Un diseñador que no debería faltar porque él sabe lo que es hacer moda. Y aunque nos comentara antes de entrar al desfile que en esta colección ha suavizado las líneas, «son más comerciales, porque tienes que tener en cuenta que esto es una industria, tenemos que vender», nos comentaba, lo cierto, que hizo una colección de Moda con mayúsculas.

Los cambios que se han producido en esta pasarela con respecto a la anterior es su suavidad en los hombros, menos opulencias, sastrería menos estructurada, pero siguen estando presentes sus cortes clásicos estilo Balenciaga, años 50, especialmente en sus vestidos largos, aunque el negro de la edición anterior se sustituye por blanco y los tejidos mates por brillos.

Abre el desfile la mítica modelo de los años 90 Brandi Quiones, que no ha perdido su buen paso en las pasarelas, luciendo un vestido de punto de canelé ajustado, más deportivo, más juvenil, con los estampados típicos portugueses. A continuación, vestidos con estampados florales en prendas con aire de la indumentaria portuguesa tradicional pero transformados en vestidos camiseros, saharianas y pantalones, con volumen. Mucho volumen.

La iconografía religiosa (Virgen de Fátima) estaba presente en dos prendas bordadas en cristal sobre blanco. El blanco del Algarve portugués. Por último, vestidos en redes, «en recuerdo de la pesca portuguesa», nos aclaraba el diseñador, transformados en ajustados vestidos de noche. Todo adornado con la orfebrería del país luso. Todo un arte en la costura el de este diseñador repescado hace solo dos ediciones.