Belén Díaz/De San Bernardo
MBFW Madrid

Oliva apuesta por la moda sostenible

El diseñador Juan Oliva presenta una colección donde ganan protagonismo la sostenibilidad y durabilidad de las prendas, pero sin perder ni un ápice de su elegancia y buen saber con la aguja

Actualizado:

En la penúltima jornada de la 70 edición de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid vamos a disfrutar de las propuestas de grandes diseñadores. Empezando por el que abrió la mañana, Oliva. Esta es su quinta colección que el diseñador Juanjo Oliva presenta como marca Oliva. Su objetivo, en palabras del diseñador, es «que las prendas tengan más vida. Ropa como inversión, no de usar y tirar. Por eso no hay temporadas, hago lo que mis clientes me piden. Por eso te vas a sorprender en pasarela con un jersey de lana o livianos vestidos».

Pese a unas gradas muy vacías, ¡qué pena!, Juanjo puso todo de su parte para que gustara con su colección. Sabe de costura, sabe de estilismo y sabe lo que son las colaboraciones con grandes empresas para que él se dedique a crear. De ahí su colaboración con Multióptica, donde ha diseñado, junto a su marido, Jeff Bargues, las fundas, al igual que hiciera para Samsung en fundas de móvil. Empresas y moda se necesitan mutuamente. Es el camino.

La música da sus primeros compases y empiezan a aparecer piezas de colores otoñales. Los trajes chaquetas marcan el inicio, de cortes asimétricos; sargas de algodón y lana, para cualquier estación, para cualquier momento. Y sin darnos cuenta, de los vestidos vaporosos y estampados primaverales, aparecen jerséis de lana de punto grueso. O abrigos capas ligeros. O abrigos sin mangas en azules de gran volumen… Algunas prendas Juanjo las pone dos veces en el desfile. «Quiero que mis clientas entiendan que las prendas tienen diversidad, durabilidad, que se combinan de distinta forma con resultado igual de increíble. Porque la empresa textil contamina mucho. Hay que ayudar a que eso se acabe. Hay que buscar moda sostenible», nos afirmaba antes del desfile. Y en esa investigación por tejidos ecológicos, sacó dos prendas elaboradas con algodón y pet (material reciclado de botellas de plástico). Increíbles en apariencia y que, según explicación del diseñador, no encarecen el producto y es muy rentable para los fabricantes.

En la atemporalidad de las propuestas de Juanjo Oliva caba el día y la noche. Para la noche, vestidos, en mostaza eléctrico y azul oscuro, y faldas voluminosas en negro, un color del que no prescinde.