Contenido Promocionado

Compartir

«He investigado con texturas inspiradas en Oriente Medio y África, donde uno puede recurrir al oro, a las joyas, al brillo y a la tierra. Adopté una marca que favorece la espontaneidad del gesto, y acentúa la asimetría de la línea, el instinto y el ritual». Así define su estilo Florence Cornet, encargada del maquillaje de los artistas en «Kooza», el nuevo espectáculo del Cirque du Soleil, que visitará la capital hispalense el próximo mes de enero. No es la primera vez que Florence Cornet trabaja para Cirque du Soleil, ya que en 2004 fue asistente de maquillaje en KÀ y en varios eventos especiales.

 

 

 

 

No sólo las acrobacias o la escenografía son importantes en un show en directo. También lo es el maquillaje, pues forma parte no solo de la ambientación, sino del proceso artístico de dotar de personalidad a unos personajes cuyo objetivo es atrapar al público y engullirlo en la historia hasta que sienta que forma parte de ella. Para ello se necesita, por supuesto, de una experiencia como la de Cornet, que lleva años trabajando, investigando e innovando en estilos. Más de dos décadas. Ese es el tiempo exacto que Cornet ha dedicado a explorar distintas formas de conectar con el público a través de sus diseños de maquillaje.

 

 

 

 

Comenzaba la década de los 80 cuando Florence se graduó en el Collège de Sainte-Foy, donde asistió a cursos de maquillaje ofrecidos por el escenógrafo de Gaspesia Yvan Gaudin. Ahí fue donde empezó a tomar contacto con el que sería su futuro oficio. De hecho, su prolífica carrera profesional comenzó antes de que Florence llegase a cumplir los 20 años.

 

 

 

 

Ya en 1985, Florence viajó hasta Francia para realizar unas prácticas de maquillaje que le llevaron a ser directora artística y escenógrafa para un espectáculo en el Festival Mundial de Marionetas. Ese fue el inicio de una trayectoria con la que ha ido acumulando múltiples reconocimientos en maquillaje, vestuario y dirección de arte.

 

En total, Cornet ha participado en unas 200 producciones, además de trabajar con numerosos directores de teatro de renombre en Quebec, como Serge Denoncourt o Dominic Champagne. Cornet también ha trabajado en cine y televisión, donde destaca su participación en la serie «Hommes en quarantaine» como directora de maquillaje. De hecho, en el año 2000 Florence Cornet fue nominada al Premio Gémeaux (mejor maquillaje) por su trabajo en «Une Âme Immortelle».

 

 

Compartir