José Luis de Prado: «Duplicaremos este año nuestra capacidad de producción»
José Luis de Prado posa en su oficina con algunos productos que comercializa su grupo - RAFAEL CARMONA
Presidente del Grupo De Prado

José Luis de Prado: «Duplicaremos este año nuestra capacidad de producción»

«En los últimos años hemos realizado importantes inversiones para la adquisición de unas 2.600 hectáreas de olivar en Portugal»

Actualizado:

-La empresa se asienta sobre un largo pasado familiar. ¿Es ésta su principal seña de identidad?

-Yo pertenezco a la séptima generación familiar que nos dedicamos al mundo de la producción y venta del aceite de oliva y aceitunas de mesa. En los últimos años hemos realizado importantes inversiones para la adquisición de unas 2.600 hectáreas de olivar en Portugal. Todo eso se suma a nuestras instalaciones, entre las que se encuentran una almazara, una fábrica de aceituna de mesa, una industria de deshuesado y una planta de envasado. Nuestra principal característica es la apuesta por la exportación, ya que vendemos fuera el 99% de nuestra producción. Ha sido gracias a la estabilidad que da el comercio exterior por lo que hemos podido sobrevivir en un entorno tan difícil como el que ha vivido el olivar en los últimos tres años por los precios bajos.

-¿Qué balance hace de 2012?

-Ha sido muy bueno. El año pasado cerramos con una facturación de unos 41 millones de euros. Además, hemos hecho importantes inversiones, ya que hemos adquirido 750 hectáreas nuevas de olivar en Portugal, hemos construido una fábrica nueva y estamos ampliando nuestra planta de envasado. Todo ello ha supuesto un desembolso de unos 14 millones de euros.

-¿Qué previsiones tienen para este año que acaba de comenzar?

-También tenemos buenas perspectivas. Esperamos crecer muchísimo porque con las inversiones realizadas vamos a duplicar nuestra capacidad de producción este año. Confiamos en que nuestras ventas alcancen los 56 ó 57 millones de euros al terminar 2013. La producción va a ser más baja que la de la campaña anterior y eso ha elevado los precios hasta los tres euros por kilo, pero eso es circunstancial, porque el aceite volverá dentro de un tiempo a los 1,8 euros de hace un año.

-Sin embargo, hay voces que afirman que un precio demasiado elevado del aceite puede ser contraproducente a la hora de competir fuera con otras grasas…

-Es verdad que las exportaciones han aumentado en los últimos años por los bajos precios que se han dado y que el hecho de que ahora suban pueda influir negativamente. Yo soy un firme defensor del modelo americano de la almendra, en el que productores, comercializadores y distribuidores se ponen de acuerdo en un precio fijo para que todos salgan ganando.

-¿En cuántos mercados internacionales están presentes?

-En España casi no participamos, porque hay muchísima competencia. Estamos presentes en 21 países, entre los que se encuentran mercados tan distintos como Estados Unidos, Venezuela, Brasil, Alemania o Francia.

-¿Hay nuevos países que se quieran potenciar a corto o largo plazo?

-Nuestro plan operativo señala algunos países con los que Portugal, donde están nuestras explotaciones, ha tenido históricamente mucha relación, como Angola o Mozambique. También hemos empezado a introducirnos en Corea del Sur.

-¿A la industria agroalimentaria cordobesa sólo le queda la vía de la exportación para superar la crisis?

-Dependerá del precio en origen. Siempre habrá que aceptar el nivel en el que esté, sea muy alto o muy bajo. Con ese escenario, es necesario que muchas plantaciones se modernicen para reducir sus costes o intenten vender sus productos más caros, algo que sólo puede ocurrir fuera de España. Eso sí, para exportar es necesario sobre todo tener constancia.