Griñán vuelve a casa

Actualizado:

AYER se le escapó una lagrimita durante la toma de posesión de Susana Díaz. Griñán ha intentado evitar todo protagonismo en estos últimos días en los que, según me cuenta gente de su entorno, si por el fuera no hubiera asistido. De hecho, siguió la segunda jornada del pleno de investidura desde su despacho, lejos de las cámaras. Quizás por respeto a este deseo la nueva presidenta no hizo mención especial alguna por su predecesor en su primer discurso como presidenta, limitándose a citarle en el saludo junto a los tres expresidentes restantes. Su deseo de desaparecer es tal que no tiene intención ni de seguir como diputado, por lo que se prevé que renuncie a su escaño «cuando pase todo esto», me apuntan. No le gusta el papel de Javier Arenas, relegado a un escaño en la tercera fila tras muchos años en la primera. Curiosamente, le sustituirá una buena amiga: Amalia Rodríguez Hernandez, la esposa del consejero de Justicia, Emilio de Llera, aunque ya es casi más famosa por ser la madre de Rosauro Varo, pareja de la actriz Amaia Salamanca. Griñán, que anda preocupado porque un hijo sigue sin encontrar trabajo, incluso sopesa mudarse a Madrid una vez que entre en el Senado. Para él, madrileño de nacimiento y seguidor del Atleti, será volver a casa.

El partido, lo primero

Quizás cuando ustedes lean estas torpes líneas ya sepan el Gobierno de Susana Díaz. A la hora de escribirlas yo lo desconozco. Así que no voy a hacer quinielas, pero sí les diré quienes componen el sanedrín que ha utilizado la presidenta para evacuar consultas: Mario Jiménez, Fernando Rodríguez Villalobos, el propio Griñán, Miguel Ángel Heredia, Juan Pablo Durán y Verónica Pérez. También me han contado entre baldeo y baldeo cuál va a ser la forma de gobernar de la nueva presidenta: «Va a recuperar el modelo de Chaves, dando sitio a todas las provincias para afianzar las ejecutivas. Aquí no sólo es importante el Gobierno, Jere, sino todo el segundo nivel de la administración: viceconsejeros, directores generales, delegados de la Junta... Ha pedido a cada ejecutiva provincial una lista de nombres para nutrir esos puestos. Susana, que se ha criado mamando política orgánica socialista, está convencida de que controlando el partido tiene ganada las elecciones».

Tormenta en el PP

La exaltación susanista ha puesto nervioso a más de uno en el PP, agitando los ámbitos en los que se pide un relevo inmediato en la cúpula del partido, toda vez que Juan Ignacio Zoido se ha desmarcado como opción electoral. Tan caliente está el patio, que el comité director del pasado jueves fue inusitadamente tenso y se escucharon palabras subidas de tono. Los más próximos a Zoido reprocharon a los ansiosos que le hicieran el juego al PSOE al agitar la sucesión en pleno encumbramiento de Susana. Cuestión de lealtad, dicen.