Benja, un fichaje en el limbo
El delantero Benja Martínez, a la derecha, junto a Luso, a su llegada a Córdoba el pasado mes de julio - ROLDÁN SERRANO

Benja, un fichaje en el limbo

Tiene un acuerdo con el Córdoba pero no tendría ficha y contrato formal hasta que se recupere de su grave lesión en la rodilla izquierda

Actualizado:

Llega el Córdoba-Girona. Un duelo especial para Luso, que vistió la camiseta del rival la pasada temporada. Mañana defenderá la blanquiverde ante sus excompañeros. También podría ser un duelo emotivo para Benja, otro refuerzo procedente del conjunto gerundés este verano. Y pudieron no ser los únicos de allí de no cruzarse el Almería, un Primera, en el camino de Tébar. Pero, de momento, la situación del atacante debe esperar. El delantero sigue siendo un fichaje en el limbo.

La historia de Benja comenzó en el Girona-Córdoba del pasado 24 febrero. El delantero sufrió una grave lesión en la rodilla. El catalán se rompió el ligamento cruzado anterior con afectación del menisco externo de la pierna izquierda. A partir de ahí, el punta, desgraciadamente, no ha podido pisar un terreno de juego para competir. Y aún le queda un proceso de recuperación y puesta a punto física.

El prestigioso doctor Ramón Cugat, que fue el encargado de realizarle operación sólo tres días después de retirarse de Montilivi con ostensibles gestos de dolor. Desde entonces, sigue un proceso de rehabilitación y recuperación.

Pese al percance, el Córdoba anunció un acuerdo para incorporar al futbolista el 27 de junio por una temporada con opción a dos años más en función de objetivos. El jugador incluso se presentó en Córdoba junto a Luso el primer día de trabajo de la primera plantilla cordobesista en El Arcángel durante el verano. Fue allá por el 9 de julio. Hace más de dos meses. Desde entonces, al jugador no se le ha vuelto a ver por la ciudad.

El delantero no ha sido presentado como nuevo jugador del Córdoba CF. Es el único caso. Tampoco aparece como miembro de la plantilla blanquiverde en la página web oficial del club. Incluso, el sobresalto fue mayor cuando el 3 de septiembre se confirmó que el delantero no había (ni ha sido) inscrito en la Liga de Fútbol Profesional como jugador cordobesista.

¿Por qué? En el entorno del futbolista aseguran que Benja tendría un acuerdo con el Córdoba para su incorporación por los periodos anunciados en junio en el caso de superar la lesión, pero que el contrato, en rigor, no se formalizaría hasta que la supere. Por tanto, entienden que el jugador estaría libre a efectos formales. Esta situación incluso ha trascendido en Cataluña.

Esta opción encaja con la versión del presidente del Córdoba, Carlos González, quien, en varias intervenciones públicas, ha asegurado que Benja podrá inscribirse «en cualquier momento» sin necesidad de esperar a la apertura del mercado invernal. Hay que recordar que para inscribir a jugadores de forma excepcional fuera los dos plazos establecidos por la Liga (verano y enero) sólo es posible en dos casos tasados: futbolistas que se encuentren sin contrato y para suplir una vacante entre los 25 inscritos por lesiones de larga duración dentro de una plantilla, según establece el artículo 124 del Reglamento General de la Federación Española de Fútbol. Por tanto, Benja sólo podría inscribirse en cualquier momento y sin esperar a enero (nuevo mercado), como ha anunciado González, siempre que no tuviese relación contractual con ningún club (incluido el Córdoba) cuando finalizó el plaza para inscribir jugadores.

El presidente también ha sostenido que el Córdoba ha reservado el dorsal número 7 para el futbolista blanquiverde. Hay quien incluso sostiene en el entorno el club que Benja todavía no le ha costado nada al Córdoba. Una situación que sólo encajaría con la versión de que el acuerdo del delantero con el club blanquiverde no se formalizó en el mercado estival, ya que sólo se formalizará y desplegará sus efectos si se recupera de su lesión.

Con esta medida, el Córdoba se habría asegurado que Benja, que ha declinado hacer declaraciones, no sea una carga en el caso, improbable, de que no se recupere. Sin embargo, si no tuviese aún contrato con el Córdoba, ¿quién y cómo puede garantizar que se cumpla el acuerdo y que no se marche a otro club cuando se recupere? En cualquier caso, lo ideal para el jugador y el Córdoba es la mejor y más rápida recuperación de un jugador que puede ser clave en el segundo tramo de la Liga si se resuelve este fichaje que sigue en el limbo.