El Obispado aprueba definitivamente la hermandad del Cristo de las Lágrimas
El Cristo de las Lágrimas, en el altar mayor de su parroquia - ARCHIVO

El Obispado aprueba definitivamente la hermandad del Cristo de las Lágrimas

El obispo bendecirá en febrero al titular de la corporación del Parque Figueroa

Actualizado:

Nueva cofradía de penitencia de pleno derecho en Córdoba. El Obispado acaba de aprobar definitivamente los estatutos de la Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de las Lágrimas y María Santísima de las Penas, cuyos cofrades aspiraban a ello desde hacía más de una década en la parroquia de la Asunción del Parque Figueroa. El hermano mayor de la nueva hermandad, Valeriano Jurado, confirmó a ABC que la nueva cofradía ya tiene sus estatutos aprobados, y por lo tanto goza del mismo estatus jurídico que las demás, aunque el decreto de erección canónica deberá esperar hasta febrero.

Para ese mes, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, hará una visita pastoral a la feligresía del barrio y será entonces cuando se haga visible de forma solemne la proclamación de la nueva cofradía. También en ese momento el obispo bendecirá a la Virgen titular de la cofradía, María Santísima de las Penas, que tallan Juan Jiménez y Pablo Porras. Estos dos jóvenes imagineros, discípulos de Francisco Romero, son los autores de la Virgen de la Quinta Angustia, bendecida en la Merced el pasado mes de junio.

Para la nueva hermandad supone la culminación de un camino que se había iniciado en 1999, en torno al Santísimo Cristo de las Lágrimas, que preside el altar mayor de la parroquia de la Asunción. Se trata de un Crucificado vivo, que en su día será el único con cuatro clavos de la Semana Santa de Córdoba. Presenta una postura muy singular de las piernas, con la izquierda muy flexionada, y tiene lágrimas en el rostro —de ahí su advocación— algo no demasiado frecuente en las imágenes pasionistas de Jesús.

Desde los primeros años hasta ahora se celebraba un Via Crucis cada Viernes de Dolores con la imagen. El grupo de cristianos maduró en los últimos años y en abril de 2010 se aprobaron los estatutos «ad experimentum» y se le dio carácter de pro-hermandad. Valeriano Jurado explicó que en abril caducaba esta aprobación y el Obispado decidió erigir definitivamente la hermandad.

Perspectivas

Por el momento, la nueva cofradía no tiene el horizonte de sumarse a la Semana Santa, toda vez que apenas cuenta con patrimonio para hacerlo. «La idea es salir primero por el barrio, y después de unos años, llegar hasta la carrera oficial», afirmó el hermano mayor, que no se mostró inclinado por fijarse un objetivo concreto. Sí que se pedirá en los próximos meses el ingreso en la Agrupación de Hermandades y Cofradías, que contaría entonces, si el resto lo prueba, con 38 corporaciones penitenciales.

Antes, el Cristo de las Lágrimas saldrá por primera vez en procesión, aunque de forma extraordinaria. Valeriano Jurado explicó que será el sábado 11 de enero para abrir la Misión Popular que se celebrará en la feligresía. La imagen titular de la nueva hermandad irá por primera vez sobre un paso, el que cederá la hermandad del Santísimo Cristo de la Piedad, del barrio de Las Palmeras. Le acompañará la banda de cornetas y tambores Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado en un camino por las calles del barrio del Parque Figueroa.

La procesión saldrá de los antiguos Colegios Provinciales, en la avenida del Mediterráneo, ya que por el momento la puerta de la iglesia de la Asunción no permite la salida de un paso. La arquitectura del templo, obra de Rafael de La-Hoz permite, explicó el hermano mayor, permite que la puerta sea más alta sin afectar a la estética, pero ese será uno de los proyectos que la corporación tenga que acometer en el futuro.