Fragmento de loza ligur recuperado en Mazarrón, hoy en el Museo Arqua
Fragmento de loza ligur recuperado en Mazarrón, hoy en el Museo Arqua - arqua

Historia del fragmento de loza que hacía soñar con el galeón de Manila

El Arqua conserva una cerámica de origen italiano que imitaba las porcelanas chinas, un tipo de objeto que se popularizó tras el descubrimiento del tornaviaje por el Pacífico

espejo de navegantes
Actualizado:

Los objetos arqueológicos tienen un lenguaje. Y saberlo escuchar es clave. Porque, a través de ellos, las personas que un día los crearon, que se sirvieron de ellos, que los utilizaron, que los transportaron…, nos cuentan su historia. Pero para que esto suceda, la pieza ha de tener señas personales. Ha de tener una filiación que nos permita entender el objeto como lo que es en último término: un acto del ser humano. En el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (ARQUA) existe un muy modesto fragmento de plato (nº inv. 11772) que pone de manifiesto una apasionante historia de relaciones por mar; de buques que cruzaron los océanos por primera vez [sigue leyendo en el blog Espejo de Navegantes].