El nuevo presidente de Colombia, Ivan Duque, deberá tomar cartas en el asunto del galeón
El nuevo presidente de Colombia, Ivan Duque, deberá tomar cartas en el asunto del galeón

Borrell escribe al Gobierno colombiano para defender el patrimonio asociado al galeón San José

La misiva del ministro de Exteriores aborda uno de los asuntos pendientes con Juan Manuel Santos, tras la victoria del presidente Iván Duque en las elecciones

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha remitido una carta a su homóloga colombiana, María Ángela Holguín, y a la titular de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, en la que les traslada la necesidad de colaborar conjuntamente en la preservación del patrimonio histórico cultural conjunto entre España y Colombia, especialmente en lo referido al pecio del galeón español San José.

Así lo anunció el jefe de la diplomacia española en un mensaje publicado en su perfil de Twitter, en el que anunció el envío de la misiva en la que se expresa el «firme compromiso» español en la preservación del patrimonio histórico cultural conjunto que une a ambos países y la «necesidad de mantenerlo» en el galeón San José.

Esta oferta se produce poco tiempo después de la llegada de Borrell al Ministerio de Asuntos Exteriores y en vísperas de un cambio de gobierno en Colombia tras el triunfo electoral de Iván Duque en ese país.

El pasado mes de mayo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dejó claro que el pecio del galeón San José se encuentra en aguas colombianas, por lo que es un «tesoro colombiano».

Los restos de este galeón se han buscado durante los últimos 300 años después de que la nave española, hundida por la flota inglesa a comienzos del siglo XVIII, se fue a pique con unos 600 tripulantes y un cargamento de casi 200 toneladas de oro, plata y esmeraldas en su interior.

Mostró su disposición a colaborar con España para recuperar el patrimonio de la «mejor forma», aunque aseveró que el galeón San José se encuentra en aguas colombianas, por lo que es un «tesoro colombiano».