El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo (d), durante su comparecencia en la Comisión de Cultura del Congreso
El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo (d), durante su comparecencia en la Comisión de Cultura del Congreso - EFE

Benzo: «Decir que se va a privatizar la Zarzuela es un intento de manipular»

El secretario de Estado de Cultura ha comparecido ante la Comisión de Cultura del Congreso para explicar los detalles del proyecto

Actualizado:

El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ha afirmado hoy que «decir que se va a privatizar el Teatro de la Zarzuela no es más que un intento de manipular o intoxicar la verdad. Es mentir». Además ha subrayado que la fusión con el Teatro Real «no supondrá un perjuicio para los trabajadores».

Lo ha hecho durante su comparecencia ante la Comisión de Cultura del Congreso, a la que ha acudido a explicar la fusión de las dos entidades. Benzo ha mostrado su enfado con las informaciones que, en las últimas semanas, ha leído sobre esta decisión y ha indicado que «el nivel de intoxicación» que ha visto en algunas noticias «han superado» hasta sus previsiones «más pesimistas».

«Quiero desmontar de palabra determinadas mentiras que en las últimas semanas he escuchado», ha subrayado. Así, ha enumerado las «falsedades» que, en su opinión, se han difundido. Las ha resumido en tres. La primera, que esta propuesta supone la privatización del Teatro de la Zarzuela. «Quien diga esto, no ha entendido la alianza social por la justicia, ni entiende de mecenazgo, ni ha atendido a nuestra palabras sobre la importancia de la participación privada para la promoción y mantenimiento del patrimonio cultural, ni conoce la historia del mecenazgo», ha apuntado.

«Si aceptáramos ese pueril concepto de la privatización, el Prado o el Teatro Real serían privados, porque este último tiene un 75 por ciento de autofinanciación», ha insistido. «Por otro lado, el Teatro de la Zarzuela, que actualmente figura encuadrado en el Ministerio, dependiente del INAEM, no se privatiza al incorporarse a una Fundación Pública adscrita al mismo Ministerio. Es más, se da la peculiaridad de que al pasar a depender el Teatro de la Zarzuela de esta Fundación Teatro Nacional de Ópera y Zarzuela, aquél se hace aún más público, ya que pasan a velar por él no una sino tres Administraciones Públicas: el Ministerio, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid».

La segunda «mentira», el presupuesto de la nueva fundación: Benzo ha desmentido que el presupuesto de la Fundación Teatro Nacional de Ópera y Zarzuela alcanzará «los 100 millones». Como tercera y última ha hablado de las condiciones laborales de los trabajadores, que no empeorarán tal y como se ha dicho. Así, ha insistido en que «todos ellos continuarán prestando servicio en el mismo centro, con el mismo salario y con los mismos derechos y obligaciones».

Luego, ha afirmado que este proyecto pretende « potenciar la zarzuela» y que es una idea con más de 20 años. «Este proyecto no es nuevo, sino que viene de más de 20 años atrás y, de hecho, está en el propio germen de la refundación del Teatro Rea».

A continuación, se ha preguntado cuál es la razón de los paros convocados: «Los paros y las huelgas suelen convocarse cuando se producen despidos, se demandan readmisiones, se cambian las condiciones laborales, se lleva a cabo un cierre patronal o se vulnera cualquier derecho fundamental de los trabajadores, por citar algunos ejemplos. En fin, hay muchas causas posibles para convocar paros y huelgas. Pero curiosamente, se diga lo que se diga, en este caso no se da ninguna de ellas». «Nada justifica la reacción de algunos, interesada y basada en falsedades, que ha hecho imposible el diálogo», ha aseverado.

El secretario de Estado ha entonado un «mea culpa» al reconocer que «este proyecto no se ha comunicado bien a quienes más merecían su conocimiento: los trabajadores del Teatro de la Zarzuela», y no se ha hecho así debido a una «filtración a la prensa», cuya «intención» desconocen desde el Ministerio de Cultura.