El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao
El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao - EFE

Cultura quiere poner orden en los planes de protección del patrimonio

El Gobierno destinará 3,5 millones de euros para los planes de salvaguarda

Actualizado:

Tras el trágico incendio de Notre Dame, el Ministerio de Cultura y Deporte no tardó en anunciar que iba a revisar la conservación de nuestros tesoros en un Consejo de Patrimonio Histórico extraordinario, que se celebró ayer. ¿El resultado? Tres millones y medio de euros para la implantación de planes de salvaguarda de bienes culturales en España. Así, en general. En Francia, en un día, recaudaron más de 700 millones para volver a levantar su templo...

En concreto, el montante irá destinado a la redacción e implantación de planes de salvaguarda de bienes en instituciones culturales. José Guirao, ministro de Cultura y Deporte, señalaba que aunque este tema saltó por un asunto «doloroso y estremecedor» (léase Notre Dame) hay que transmitir «un mensaje de tranquilidad». Aunque no quiso dejar de recordar que «el riesgo cero no existe», tal y como repitió en numerosas ocasiones en un encuentro que tuvo con la prensa tras el consejo extraordinario.

El ministro explicó que su departamento ejerce un doble papel. Por un lado, con sus propios bienes de titularidad estatal, entre los que se encuentran, por ejemplo, la Biblioteca Nacional de España o el Museo Reina Sofía. Por otro, cumple la función de «coordinación y ayuda» para implantar «metodologías de trabajo» y para que se establezcan «los mismos criterios y medios» para acometer los «planes de salvaguarda» en los bienes que no son de su titularidad.

Todas las comunidades autónomas están trabajando ya en esos sistemas de salvaguarda, aunque tal y como matizó Guirao, algunas, como Asturias, Castilla y León o Murcia, están «más avanzadas que otras».

En este sentido, Guirao reiteró que no tiene sentido hacer un ranking, pues hay que trabajar en la coordinación. Por su parte, el director general de Bellas Artes, Román Fernández-Baca, indicó que ya está prevista la publicación de un manual que desarrolle la experiencia de las Comunidades Autónomas en estos temas. Según destacó, «la necesidad de coordinación mayor es real», así como la «formación de profesionales especializados» en el tratamiento de situaciones de emergencia.