Sección de la muralla romana destrozada
Sección de la muralla romana destrozada - PETE SAVIN / TWITTER

Denuncian que parte del Muro de Adriano colapsa por la obsesión de sacarse el «selfie» perfecto

La muralla romana, en la que supuestamente se inspiró George R.R. Martin para el Muro de Hielo de «Juego de Tronos», sufre varios destrozos

Actualizado:

El Muro de Adriano es la muralla romana más larga de Europa con una longitud de 135 kilómetros y fue construido en lo que antes era Britannia por orden del emperador Adriano en el año 122 a. C con el fin de protegerse de los Pictos.

Cada año, miles de turistas llegan hasta aquí en autobuses procedentes de todo el mundo. Para evitar daños, hay señales que alertan a los visitantes de que no se pongan de pie en el muro. Sin embargo, muchos hacen caso omiso y escalan a través de las piedras, que superan los dos metros de altura en algunos puntos, para inmortalizar el momento.

Esta actitud temeraria es la que, al parecer, ha causado que un fragmento de más de tres metros de este Patrimonio de la Humanidad, en la que supuestamente se inspiró George R.R. Martin para el Muro de Hielo de «Juego de Tronos», haya quedado destrozado. Se trata de la parte más cercana al punto turístico de Steel Rigg, en Northumberland, que cuenta con un párking próximo.

«Esta sección de Steel Rigg es una de las localizaciones preferidas para hacer fotografías, debido a lo cerca que se encuentra del aparcamiento y al acantilado del fondo», afirma en el Daily Mail Pete Savin, un fotógrafo especializado en arqueología y en el Muro de Adriano.

Savin publicaba varios tuit conminando a los turistas a que cesaran de escalar sobre el muro, junto a fotografías que atestiguaban el daño. Poco después, la prensa británica se hacía eco de su denuncia, copando los titulares.

Este fotógrafo explicaba que todo este destrozo ha sido causado a lo largo de muchos años: «Recorro con frecuencia esta sección del Muro de Adriano y he visto daños en diferentes áreas y, en una ocasión, le pedí a un grupo que no se subiera debido al deterioro causado y también a su propia seguridad».

«He hecho fotografías aquí durante al menos cuatro años -aclara- y ves familias encima el muro». Además, en ocasiones «cuando estoy haciendo la foto, veo las siluetas de la gente al fondo sobre la muralla y acto seguido, un brazo en alto para realizar un "selfie"».

Savin confiesa que ir viendo que los desperfcetos cada vez van a más le causa «frustación». «El daño que vi el domingo estaba en un nivel que nunca he visto antes y quedé impactado al ver el muro colapsado».

Una portavoz de la National Trust, el organismo británico encargado de velar por su patrimonio, ha emitido un comunicado en el que afirma que se van a realizar una serie de trabajos en ese fragmento de la muralla romana el próximo mes de julio.

«Este proyecto ayudará a los visitantes a entender cómo pueden desempeñar su papel para ayudar a preservar el Muro de Adriano caminando junto a él y en el paisaje que lo rodea, en lugar de hacerlo sobre él, asegurando que las futuras generaciones puedan disfrutar del monumento», ha rematado.