Los «inquilinos» reales del Prado: cómo cambiaron en una década

El museo participa del reto viral #10yearchallenge mostrando a populares personajes retratados en las obras de su colección con un intervalo de diez años

Actualizado:

El Museo del Prado participa del reto viral #10yearchallenge mostrando a populares personajes retratados en las obras de su colección con un intervalo de diez años. Además, la institución anima a sus seguidores a sumarse a la iniciativa con la búsqueda de nuevos protagonistas, gracias a las posibilidades que ofrece su página web por medio de su buscador de colección, en donde es posible consultar fechas, tipos de retrato, personajes ilustres, etc.

A la izquierda, la Infanta Margarita en «Las Meninas», de Velázquez (1656). A la derecha, «Doña Margarita de Austria», de Juan Bautista Martínez del Mazo (1665-1666)
A la izquierda, la Infanta Margarita en «Las Meninas», de Velázquez (1656). A la derecha, «Doña Margarita de Austria», de Juan Bautista Martínez del Mazo (1665-1666) - MUSEO DEL PRADO

Margarita de Austria

Margarita de Austria (1651-1673) era hija de Felipe IV y Mariana de Austria. A sus 5 años se convierte en la protagonista de «Las Meninas» de Velázquez y diez años más tarde la retrataría Martínez del Mazo poco antes de que se casara con su tío, el emperador Leopoldo I, a finales de 1666. Fallecería a los 21 años por las secuelas de su cuarto parto.

A la izquierda, «El Príncipe Baltasar Carlos a caballo», de Velázquez (1634-35). A la derecha, «El Príncipe Baltasar Carlos», de Juan Bautista Martínez del Mazo (1645)
A la izquierda, «El Príncipe Baltasar Carlos a caballo», de Velázquez (1634-35). A la derecha, «El Príncipe Baltasar Carlos», de Juan Bautista Martínez del Mazo (1645) - MUSEO DEL PRADO

El Príncipe Baltasar Carlos

El Príncipe Baltasar Carlos (1629-1646) era hijo de Felipe IV e Isabel de Francia. Velázquez lo retrata a caballo con 6 años en su papel de heredero de la Corona. Inteligente y dispuesto, era la única faceta positiva del difícil momento que atravesaba la monarquía española. Nadie podía adivinar que el retrato de Martínez del Mazo, a los 16 años, sería el último, pues moriría al año siguiente por viruela.

A la izquierda, «Carlos II niño», de Sebastián de Herrera Barnuevo (hacia 1670). A la derecha, «Carlos II», de Juan Carreño de Miranda (hacia 1680)
A la izquierda, «Carlos II niño», de Sebastián de Herrera Barnuevo (hacia 1670). A la derecha, «Carlos II», de Juan Carreño de Miranda (hacia 1680) - MUSEO DEL PRADO

Carlos II

Carlos II (1661-1700) fue el último rey de la dinastía Habsburgo española. Hijo de Felipe IV y de Mariana de Austria, Herrera Barnuevo lo retrata a los 9 años de edad, cuando se temía que no llegara a la edad adulta por su carácter frágil y enfermizo. Juan Carreño de Miranda lo retrataría hacia 1680.

A la izquierda, «Fernando VII con manto real», de Goya (1814-15). A la derecha, «Fernando VII», de Luis de la Cruz y Ríos (hacia 1825).
A la izquierda, «Fernando VII con manto real», de Goya (1814-15). A la derecha, «Fernando VII», de Luis de la Cruz y Ríos (hacia 1825). - MUSEO DEL PRADO

Fernando VII

El Rey Fernando VII (1784-1833) era hijo de Carlos IV y María Luisa de Parma. Luis de la Cruz y Ríos lo retrata hacia 1825. Años después lo haría Goya. Coincide con el inicio del periodo absolutista del monarca que gobernaría hasta su muerte en 1833, exceptuando el breve intervalo en 1823 en que fue destituido por el Consejo de Regencia. Murió a los 48 años de edad, sin herederos varones, lo que daría lugar a las Guerras Carlistas entre su hija Isabel II y su hermano el infante don Carlos

A la izquierda, «Alfonso XIII», de Juan Antonio Benlliure y Gil (1902). A la derecha, «El rey Alfonso XIII», de Román Navarro García de Vinuesa, (1912)
A la izquierda, «Alfonso XIII», de Juan Antonio Benlliure y Gil (1902). A la derecha, «El rey Alfonso XIII», de Román Navarro García de Vinuesa, (1912) - MUSEO DEL PRADO

Alfonso XIII

Alfonso XIII (1886-1941) fue hijo de Alfonso XII y María Cristina de Habsburgo. Rey de España desde su nacimiento, su madre ejerció como regente hasta que Alfonso XIII, a la edad de 16 años, fue declarado mayor de edad y asumió las funciones de Jefe del Estado, momento en el que es retratado por Juan Benlliure. Su reinado duró hasta 1931 con la proclamación de la Segunda República. Alfonso XIII viviría el resto de su vida en el exilio. Román Navarro García de Vinuesa lo había retratado en 1912.