Irina Bokova, directora general de la UNESCO
Irina Bokova, directora general de la UNESCO - EFE

Irina Bokova: «Queremos proteger el patrimonio, no que se mercantilice»

La directora general de la UNESCO defiende la importancia de la educación global para respetar las diversas culturas

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, ha recalcado, en un acto en Madrid, la importancia que para su institución tiene la protección del patrimonio frente al robo y mercantilización del mismo, y ha comentado algunas de las medidas que han tomado para preservarlo.

«Para nosotros es vital la protección del patrimonio, la diversidad y el diálogo intercultural», ha expresado Bokova. Son los pilares sobre los que se cimenta la institución para preservar el legado cultural mundial. Está «basado en los derechos humanos, la solidaridad y colaboración», ha continuado.

Sobre el complejo caso del galeón español encontrado en aguas de Panamá, el San José, ha expresado que la principal preocupación de la UNESCO es «proteger el patrimonio, en lugar de que se mercantilice». También ha recordado el trabajo de la organización desde 2001 con la convención sobre el patrimonio subacuático. Un proceso lento que España y Panamá han ratificado, aunque a pesar de todo el país centroamericano no cumple el tratado y expolia un patrimonio que es español.

Otro caso controvertido es el del hallazgo del galeón San José en aguas colombianas. Un país en el que la UNESCO tiene menos peso porque no han firmado el convenio sobre patrimonio subacuático. «Es un acuerdo importante porque sirve como base para una cooperación internacional para estos casos», ha afirmado Bokova. El embajador de Colombia, presente en el acto, ha comentado que su país está meditando firmar el convenio, mientras que la directora general ve positivas las conversaciones entre ambos países sobre los restos del navío.

Patrimonio perdido

El pillaje de este tipo de hallazgos es un problema de complicada solución. «Está desprotegido porque es difícil hacerlo», ha lamentado Bokova, quen ha terminado hablando sobre la pérdida patrimonial en Oriente Próximo: «También es complicado en Siria e Irak. Se trata de países que son la cuna de civilizaciones de la Antigüedad, y su legado cultural está siendo gravemente dañado por el terrorismo del ISIS, que lo destruye, lo roba y lo vende».

«Tenemos otro convenio, del 70 sobre tráfico ilícito de bienes culturales», ha remarcado Bokova, «además condenamos el tráfico de objetos procedentes de estos países de Oriente». Pero lo más importante para la directora general es la educación, para combatir tanto el comercio ilegal como el extremismo.

«Hay que extender una cultura de prevención, de alerta temprana y vigilancia de los derechos humanos. Es necesario establecer un nuevo énfasis en mediación y diálogo», ha asegurado Bokova. «La convivencia es esencial para lograr la estabilidad y la paz. Hay que aprender a convivir y respetar la diversidad», ha zanjado.

La educación para prevenir el extremismo es esencial según Bokova, porque extremista «no se nace, se hace y se fomenta, y sólo a través de la enseñanza se puede erradicar este mal».