Vista de una de las partes del mosaico en el «triclino» de 290 metros cuadrados
Vista de una de las partes del mosaico en el «triclino» de 290 metros cuadrados - ABC

Noheda abre al público la villa romana digna de la «Pompeya española»

Los visitantes pueden admirar ya el lujoso mosaico, la más grande pieza figurativa hallada de este tipo

Actualizado:

En la mitología griega, el Juicio de Paris fue el desencadenante de la legendaria Guerra de Troya. El príncipe troyano debíajuzgar quién era la más bella diosa –Hera, Atenea y Afrodita–. Y se inclinó por la última, que le había prometido el amor de la mujer más bella del mundo, Helena, cuyo rapto cuasó la guerra cantada por Homero.

Este episodio, junto con el mito de Pélope e Hipodamía, es el que se representa en uno de los mosaicos aparecidos en la villa romana de Noheda, pedanía del municipio de Villar de Domingo García localizada a 26 kilómetros al norte de la ciudad de Cuenca. Este complejo puede, desde este fin de semana, ser visitado por el público.

El Tribunal Supremo, al igual que le tocara hacer a Paris, deberá decidir sobre el contencioso en relación con la expropiación forzosa que el Ayuntamiento de esta localidad conquense ejerció contra José Luis Lledó, el expropietario de la parcela donde se encuentra esta joya de finales del Imperio Romano. Lledó reclama una compensación mayor que los 7.500 euros que le pagaron.

El hallazgo de los primeros restos se produjo en 1984, cuando, según cuenta a ABC Lledó, unos operarios instalaban drenajes. Al encontrar una cabeza de uno de los mosaicos, lo que decidieron fue dejar de labrar esos terrenos y lo taparon para evitar que se dañara o fuera expoliado. El expropietario tardó cerca de 20 años en notificar el descubrimiento asesorado por un experto, quien le dijo que «para que el mosaico se conservase bien, convenía abrirlo en unas condiciones óptimas y que no había prisa por darlo a conocer, ya que la mejora forma de protegerlo era teniéndolo tapado».

La comarca donde se ubica el yacimiento, La Alcarria conquense, es una de las zonas más despobladas de España, «la Laponia del sur como se la llama», indica a ABC Javier Parrilla, alcalde de la localidad desde 1999. La apertura del yacimiento será una gran oportunidad de futuro para la gente joven de la zona, que incluso han trabajado en algunas de las campañas arqueológicas. En opinión de Parrilla, «va a ser un antes y un después».

Lo más espectacular que se ha descubierto hasta la fecha son los mosaicos de finales del siglo IV d.C. en el salón de estar del señor de la villa, lo que se conoce como «triclinium», que además es el segundo más grande encontrado del Imperio Romano. Por las fechas, este «dominus» -como se denominaba a los señores de estas villas romanas- tendría que ser alguien muy influyente y con un poder económico altísimo e n la época del emperador Teodosio (379-395 d.C.), que además era hispano.

Detalle de una de las escenas del mosaico
Detalle de una de las escenas del mosaico

Lo que allí se ha encontrado responde a las características típicas de lo que era una villa romana, algo parecido a lo que son actualmente los cortijos o las haciendas en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. Así lo explica a ABC el arqueólogo encargado de las excavaciones, Miguel Ángel Valero. Es decir, este conjunto estaría formado por la casa de recreo del dueño, las viviendas del resto de trabajadores que residen allí durante todo el año y, por último, un gran número de dependencias que dan servicio a este pequeño pueblo, como una fragua, unas caballerizas, una carpintería, un taller de textil, un lagar o un horno de pan. Después de 13 campañas conocemos 4.000 metros cuadrados que incluyen las termas privadas del señor y ese mosaico del «triclinium», el más grande de los figurativos existentes en el imperio.

Y, por otro lado, una parte de la zona residencial de la «domus» -vivienda- del «dominus» o señor propietario de este conjunto de edificios, donde destaca, sobre todo, el «triclinium» -de 290,64 metros cuadrados-, en el que ha aparecido el gran mosaico en el que se representan escenas de la mitología clásica, como el Juicio de Paris o el mito de Pélope e Hipodamía, a lo que se suman dos pantomimas, un cortejo dionisiaco y un Thiasos marino.

Teselas milimétricas

Según subraya Miguel Ángel Valero, el «triclinium» de Noheda es el segundo más extenso del Imperio Romano y el mosaico figurativo es uno de los más grandes. Además, este mosaico es diferente a los demás por una serie de características: su estado de conservación es muy bueno, sus teselas son milimétricas, su grado de detalle, su composición o su estilo narrativo.

Aparte de todo lo anterior, ha salido a la luz uno de los conjuntos escultóricos más abundantes de la Hispania romana, con más de 550 fragmentos, que se han podido contemplar hasta el 5 de junio en una exposición en el edificio Iberia de Cuenca.

El arqueólogo encargado espera nuevos hallazgos porque sólo se ha desenterrado un 5% del total. Uno de los misterios a resolver es por qué la villa está allí. Valero cree que «esta zona es una gran desconocida», a la que él compara por su belleza con La Toscana. Además, se situába en un punto intermedio entre las tres ciudades más importantes de esta zona de Hispania, Complutum, Saguntum y Segóbriga.