Los ángeles de La Roldana, en el suelo, tras ser entregados al Obispado
Los ángeles de La Roldana, en el suelo, tras ser entregados al Obispado - LA VOZ DE CÁDIZ

Un empresario y un escultor guardaban los ángeles de la Roldana desde hace más de diez años

Los implicados, a los que «les dijeron que iban a tirarlas» en una limpieza de la catedral, las devolvieron el viernes

ABC
MADRIDActualizado:

Apenas un día después de que la Policía Nacional se hiciera cargo de la investigación del caso de los ángeles de La Roldana desaparecidos en la catedral de Cádiz, un hombre se puso en contacto con uno de los sacerdotes y el pasado viernes entregó las cuatro figuras en la puerta del Seminario del Obispado, envueltas en telas, según informa La Voz de Cádiz.

El implicado, un imaginero isleño identificado en algunos medios como Juan Carlos García Díaz, que tenía en su taller de la carretera de Camposoto una de las obras buscadas. Las otras tres han estado en manos de otra persona, un conocido cofrade y empresario que vive en Chiclana, que, según informa »El Diario de Cádiz»m se trata de Jesús Romero Montalbán. Ambos se hicieron con ellas «para preservarlas» hace más de diez años porque «en una limpieza» de los fondos de la cripta de la catedral les dijeron desde el Cabildo que «las iban a tirar a la basura», según su testimonio.

Otras piezas recuperadas
Otras piezas recuperadas - LA VOZ DE CÁDIZ

El tallista de San Fernando comunicó a la Policía que no solo guardaba en su taller uno de los ángeles que La Roldana esculpió en 1686. Conservaba otra imagen de un profeta de más de medio metro de alto, posiblemente del siglo XVII; dos ángeles sedentes en mal estado que podrían ser obra de Domenico Giscardi, un escultor genovés del siglo XVIII y piezas sueltas de brazos, piernas y alas. Se cree que las piezas formaban parte del mismo monumento eucarístico de Jueves Santo en el que estuvieron integrados los ángeles de La Roldana.

El monumento, que se instaló en la catedral de Cádiz hasta poco más de la primera mitad del siglo XX, se había ido ampliando a lo largo del tiempo. Debido al mal estado de conservación de estas piezas, se habían ido retirando y guardando en la cripta de la catedral hasta que pasaron a los fondos de la seo, indica La Voz de Cádiz.

Grupo escultórico encontrado en la investigación
Grupo escultórico encontrado en la investigación - ANTONIO VÁZQUEZ

La Policía ha tomado declaración a los dos implicados para esclarecer cómo pudieron llevarse estas piezas de la catedral mientras se investiga la posible responsabilidad penal que tienen sobre este asunto que ha tenido en vilo a Cádiz desde que José Miguel Sánchez Peña, restaurador emérito del Museo de Cádiz, denunciara la pasada semana la desaparición de los cuatro ángeles de La Roldana.

El Obispado de Cádiz y Ceuta inició entonces la búsqueda de las obras en los almacenes de la catedral y al constatar su pérdida presentó una denuncia ante la Policía Nacional. La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), perteneciente a la Brigada Provincial de la Policía Judicial, se hizo cargo de la investigación, que aún continúa abierta.

La UDEV investiga a Romero Montalbán, vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Chiclana y una persona muy ligada al mundo cofrade chiclanero.

La Voz informa de que ayer acudieron a la comisaría el director del Museo de Cádiz y una técnica de patrimonio para analizar las piezas encontradas. Su informe será remitido a la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz, que en una próxima reunión solicitará al Obispado que realice un inventario real de sus fondos para evitar que un caso como éste se vuelva a repetir.