«Retrato del Conde de Fernán Núñez» (1803), de Goya
«Retrato del Conde de Fernán Núñez» (1803), de Goya - COLECCIÓN PARTICULAR

La Academia de Bellas Artes exhibe, temporalmente, dos nuevas obras de Goya

Se suman a su importante legado de pinturas, grabados y manuscritos, los retratos de los condes de Fernán Núñez, procedentes de una colección particular

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Goya sigue creciendo en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Si en mayo recibía el depósito del espléndido «Retrato de General Ricardos», otras dos obras del maestro aragonés, los retratos del Conde y la Condesa de Fernán Núñez, han sido cedidos ahora en depósito a esta institución. Estas tres obras se suman, aunque sea temporalmente, a su relevante colección goyesca.

Carlos José Gutiérrez de los Ríos fue el VII conde de Fernán Núñez (Fernando VII elevó su título a ducado). A los 15 años ingresó como académico de honor de San Fernando en 1794. En 1803, ya casado y con veinticuatro años, posa para este retrato de Goya, que forma pareja con el de la condesa, María de la Soledad Vicenta de Solís Lasso de la Vega. Ambos lienzos se conservan en una colección particular.

Según los especialistas, «la sobriedad predomina en el retrato del conde, de aristocrática sencillez, sin condecoraciones. Goya utiliza una paleta velazqueña de grises y azules en los fondos de paisaje, que enlazan ambos cuadros entre sí, y sólo el negro para el atuendo de Fernán Núñez: bicornio, capa y botas altas. Es una obra de extraordinario aplomo y energía, uno de los mejores retratos europeos de su tiempo».

Otras novedades

Junto a estos retratos, se exhiben cuatro estampas de la primera edición de los«Caprichos», de los fondos de Calcografía Nacional, así como documentos del pintor conservados en el Archivo de la Academia, algunos de los cuales nunca habían sido expuestos. Entre ellos, la carta de Goya dirigida al viceprotector de la Academia, Bernardo Iriarte, en la que expone su parecer sobre el estudio de las artes, otra carta del pintor dirigida a José Munárriz, secretario general de la Academia, comunicándole la terminación del retrato de Fernando VII o el documento de donación de «La Tirana» (1816). Los visitantes podrán contemplar todo ello hasta el 31 de enero de 2014.

Goya fue teniente de Pintura y director honorario de esta AcademiaLa relación de Goya con la Academia ha sido siempre muy estrecha. Fue miembro de ella desde 1780 y llegó a ocupar el cargo de teniente de Pintura y más tarde el de director honorario. Atesora en su colección trece pinturas de Goya. Destacan especialmente dos autorretratos: uno, de joven, ante el caballete, y otro a punto de cumplir los setenta años. También, retratos de Moratín, Juan de Villanueva y José Munárriz, el de la actriz La Tirana, el retrato ecuestre de Fernando VII, y el de Godoy.

La colección de Goya de la Academia también incluye cinco tablas de pequeño formato: «El entierro de la sardina», «Procesión de disciplinantes», «Corrida de toros», «La casa de locos» y «El Tribunal de la Inquisición». Son cuadros de gabinete, en los que Goya daba rienda suelta a su fértil imaginación. En su Archivo-Biblioteca custodia un importante conjunto de cartas y documentos manuscritos del artista. Y Calcografía Nacional conserva un tesoro: las planchas de cobre grabadas al aguafuerte por Goya: «Caprichos», «Desastres de la guerra», «Tauromaquia» y «Disparates», obras cumbres de la historia universal del grabado.