El aretsano egipcio Henry Mostafa, ante su réplica del templo de Nefertari
El aretsano egipcio Henry Mostafa, ante su réplica del templo de Nefertari - VANESSA GÓMEz

Los grandes secretos del Antiguo Egipto llegan al Pabellón de la Navegación de Sevilla

La exposición «Ramses, Rey de Reyes» trae a la Cartuja muestras de la arquitectura y el arte egipcio jamás vistas en Europa

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El artesano egipcio Hany Mostafa ha presentado este martes en Sevilla su exposición «Ramses, Rey de Reyes», una muestra que incluye la réplica de la fachada del templo de Nefertari que el autor ha traído por primera vez a Europa y que se podrá visitar desde este mismo martes en el Pabellón de la Navegación, en la Cartuja.

En la presentación de la exposición, que se prolongará hasta el 31 de mayo de 2016, ha estado el organizador de la misma, Amr Gaber y el autor, Hany Mostafa, quien ha resaltado sobre la fachada del templo de Nefertari, que es la primera vez que «se trae algo así al viejo continente».

Mostafa ha explicado que ha tardado 11 meses en la construcción de la fachada, en la que han trabajado cinco personas, que mide seis metros de altura y catorce de ancha.

El artesano egipcio ha resaltado la importancia de este templo, que Ramses II mandó construir en honor a su esposa, Nefertari, hace más de 3.000 años.

Mostafa ha enfatizado sobre la importancia de que la figura de Nefertari aparezca con las mismas dimensiones que la del faraón, lo cual no era algo normal en la época y, según ha explicado, nos da una idea del poder de la reina, famosa por su belleza.

El autor de esta réplica ha subrayado que la mayor dificultad que se ha encontrado en la construcción de la fachada del templo ha sido las inscripciones grabadas alrededor de las esculturas por su pequeño tamaño y lo complicado que resulta observar todos los detalles en el edificio original.

Hany Mostafa ha indicado que los materiales utilizados para la construcción de todas las réplicas que incluye la exposición «Ramses, Rey de Reyes» han sido, principalmente, madera y fibras.

Según ha asegurado, algunos de los visitantes de la exposición reaccionan con emoción tras poder contemplar parte de la arquitectura y el arte egipcio en su propia ciudad.

Tutankamón y Abu Simbel

De la exposición destacas varias estatuas de Ramses II y el sarcófago de Tutankamón, inspirado en el tercer y último que este faraón mandó construir para sí y que está hecho de oro macizo para reflejar con ello su poder.

Entre las réplicas de arte egipcio también pueden verse la del templo de Abu Simbel, una obra que Hany Mostafa tardó cinco años en realizar y en la que se incluyen la fachada y las tres estancias interiores del templo, con unas medidas de seis metros de alto, trece metros de anchura, y veinticuatro metros de profundidad.

El autor ha explicado que eligió las fachadas de los templos de Abu Simbel y de Nefertari por ser parte de la arquitectura egipcia más fácilmente reconocible, aunque de difícil acceso incluso para aquellos que han visitado Egipto.

Esta exposición incluye más de sesenta piezas de arte egipcio, cuya autoría corresponde a un amigo de Hany Mostafa, con una temática variada que abarca desde obras que representan parte de la joyería egipcia, hasta las antiguas capillas utilizadas para albergar las imágenes de los dioses.

Estas miniaturas están inspiradas en el arte egipcio correspondiente al periodo entre el año 1500 y 1000 a.C., momento en el que la cultura y expresión artística de Egipto alcanza una de sus etapas de mayor esplendor.

Una parte guiada en la visita

La visita a «Ramses, Rey de Reyes» cuenta con una parte guiada en la que se mostrará y explicará la historia de los templos de Nefertari y Abu Simbel y el resto del recorrido de la exposición puede realizarse de forma libre.

Tras Sevilla, Hany Mostafa tiene previsto llevar la exposición a otras ciudades de Europa durante los próximos siete años.