Periodismo de datos

Obsesiones de Picasso y la mujer a la que más quiso

Retrato del pintor malagueño a través del estudio cuantitativo de los elementos figurativos, materiales, temporales y espaciales de su obra

Actualizado:

Picasso no dejó escrita su autobiografía, pero sí la pintó; no solo a través de sus autorretratos, sino pincelada a pincelada a lo largo de toda su obra. Retratos de sí mismo dejó casi dos centenares, la mayoría bocetos y dibujos para experimentar con su imagen de modelo; también fotos. Los óleos fueron 26, concentrados en su adolescencia y primera juventud, y en su vejez más marchita. Y en ellos se aprecia el vigor de los primeros años frente a la palidez de los últimos. Hoy se cumplen 43 años de su muerte.

ABC ha analizado el catálogo mayor y más actualizado catálogo digital del artista, el « Online Picasso Project», de la Sam Houston State University, editado por Enrique Mallen. Más de 25.000 obras registradas entre pinturas, dibujos, bocetos, grabados, cerámicas y esculturas diseccionadas desde un punto de vista cuantitativo, sin entrar en consideraciones artísticas, geniales por descontado.

[Lee la metodología la ficha al final del reportaje para conocer cómo se ha analizado el catálogo.]

Mujeres y familia

Las mujeres en la vida del pintor malagueño fueron siete. ¿Las quiso a todas por igual? En sus obras, al menos, no todas le inspiraron en la misma medida. Jacqueline Roque, con quien pasó sus últimos años de vida, es quien está más veces presente, hasta en 282 obras. Cerca, con 262, está Dora Maar, su relación desde la Guerra Civil hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial. En un segundo nivel están Marie-Thérèse Walter, madre de su hija Maya; y Françoise Gilot, madre de Claude y de Paloma, su hija pequeña, la más presente en sus obras entre sus vástagos. A todas las mujeres de su vida las pintó más que a sus hijos y su padres, a excepción de Eva Gouel, con quien tuvo una breve relación.

Olga Khlokhlova, su primera mujer y madre de su hijo mayor, Pablo, ocupa la quinta posición, por delante de su primera relación, Fernande Olivier. El año que se separó de Olga, 1935, fue el menos productivo, descontando los primeros de su vida. Tan solo 59 obras en un periodo en el que decidió dejar la pintura durante meses para escribir poemas surrealistas. Las guerras no apelmazaron su pincel, sino al contrario.

Música y toros

A pesar de que su obra más universal es el bombardeo de Guernica, a Picasso le gustaba más pintar la paz que los horrores bélicos. En 180 ocasiones pintó la paz sobre el centenar que dedicó a la guerra, 164 sumando todos los trabajos para el «Guernica». Pero, sobre todo, pintaba sobre música (1.500 obras), toros (roza el millar), playa, danza y circo. De la música, destaca el sonido de la guitarra (673 presencias), la flauta, el violín, la mandolina y el tamboril. La fauna de Picasso, aparte del toro de lidia, está formada sobre todo por caballos, búhos, palomas y peces. La paloma, símbolo de la paz, sumaría otro centenar de obras a la concordia frente a la beligerancia.

Técnicas

Picasso es sobre todo conocido por sus lienzos, pero su arte se extendió por todas las técnicas. La pluma y el lápiz, empleados en sus bocetos y estudios, son obviamente los más utilizados, con cerca de 9.000 obras. Después, la tinta, en 5.600 obras. Las técnicas mayores comienzan con el óleo, en 4.500 obras. El tercer bloque está formado por otras de pintura y dibujo: ceras (1.500), carboncillo,aguada (1.100) y acuarelas. Grabados en aguafuerte y litografías también están por encima del millar. Fuera de la pintura, la cerámica prima sobre la loza y la terracota, con el vidriado como embellecedor más habitual del barro, en 950 obras. El bronce, con más de 200 obras, es el metal más empleado.

Lugares

Picasso desplegó la mayor parte de su arte en Francia, con 22.125 obras, y no en España (2.793). El malagueño creó el mayor número de obras en París (9.594). La Costa Azul francesa fue su segundo taller. En Mougins, la localidad donde vivió sus últimos años, dio forma a 4.275 obras; las vecinas Vallauris y Cannes ocupan el tercer y cuarto lugar en su producción artística. Después, Barcelona, la primera ciudad española en la lista, con 1.660 obras catalogadas. Picasso también clavó su caballete ocasionalmente en otros países europeos como Reino Unido, Italia o, en menor medida, Países Bajos.

[Pincha sobre los puntos en el siguiente mapa para conocer el nombre de las localidades donde creó Picasso y el número de obras. Haz zoom con los símbolo de + y - de la esquina superior izquierda.]

Sus obras están ahora repartidas en, al menos, 46 países diferentes, con Estados Unidos y Japón como grandes receptores fuera de Europa; aunque el número total es imposible determinar porque muchas de ellas forman parte de colecciones privadas. Las mayores colecciones están en manos del Musée Picasso de París, las casas de subastas Christie’s y Sotheby’s, y el Museu Picasso de Barcelona.

[En el mapa anterior, selecciona la capa «Destino» pinchando en el botón «visible layer». Desplázate para ver otros continentes. Pincha sobre los puntos para conocer el nombre de las localidades donde hay al menos un Picasso.]