La exposición de la colección Bellver ocupará la sala principal y temporal del Bellas Artes
Mariano Bellver está cada vez más cerca de conseguir su viejo sueño de que toda su colección se muestre de forma permanente en Sevilla. J.M. SERRANO

La exposición de la colección Bellver ocupará la sala principal y temporal del Bellas Artes

ANDRÉS GONZÁLEZ-BARBA. SEVILLA
Actualizado:

La exposición temporal que se celebrará en octubre y que acogerá una selección de unas 170 obras del coleccionista Mariano Bellver ocupará dos salas del Museo del Bellas Artes, la principal —donde se encuentran los cuadros de Murillo— y la de exposiciones temporales. Ésta será la primera oportunidad que tendrán los sevillanos para disfrutar de esta colección que es la más importante que se cederá en los últimos años al Museo de Bellas Artes.

Todo esto y más aspectos se concretaron el pasado viernes en el Museo de Bellas Artes, en donde se llegó a un acuerdo definitivo para la organización de esta importante exposición en el museo hispalense. En esta reunión participaron el coleccionista Mariano Bellver; el delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno; el director del Museo de Bellas Artes, Antonio Álvarez, y dos conservadores del Bellas Artes.

Tanto Bellver como Bernardo Bueno afirmaron ayer estar muy «contentos» por el avance que están teniendo las negociaciones. En ese sentido, el pasado viernes se acordó que un ala completa del Palacio de Monsalves —lugar por donde se ampliará el Bellas Artes—, se dedicará por entero a la colección de Bellver. Éste habló ayer con ABC y confesó su alegría por las negociaciones, aunque comentó que «me parece un espacio pequeño para exponer de forma unitaria todas las obras de mi colección». Ése será precisamente uno de los aspectos que se tendrán que estudiar de forma detenida en las negociaciones futuras. Así, en palabras de Bernardo Bueno, «el espacio de Monsalves está aún por definir», además añadió que «va a imperar el criterio de los técnicos para ver qué es lo que se expondrá, pero seguro que no será muy complicado ya que siempre primará lo que sea más conveniente, y no creo que esto sea un obstáculo para seguir adelante».

Por otra parte, Bueno reconoció a ABC que Bellver «no quiere que los cuadros estén sujetos a los vaivenes políticos» (ayer mismo se anunció que Rosa Torres será sustituida por Paulino Plata al frente de la Consejería de Cultura). Además añadió que «no vamos a descansar hasta que no completemos todo el acuerdo por escrito». También el delegado provincial de Cultura admitió que se van a respetar los criterios de Bellver para exponer permanentemente su colección de una forma unitaria.

Sobre el tema de la futura Fundación Bellver, que será la que gestione todo su legado, Bueno comentó que en futuras reuniones seguirán avanzando en este tema. El coleccionista de origen vasco puso como una de sus condiciones básicas que toda su colección sea gestionada por esta institución a través de un patronato.

En todo caso Bernardo Bueno no quiso pasar por alto el hecho de que «para mí los protagonistas de todo esto son Mariano Bellver y su esposa porque han hecho de su colección su vida y es muy generoso por su parte que vayan a donar al Bellas Artes la colección privada más importante que ha entrado en este museo en los últimos años». Además elogió el valor de esta colección, puntualizando que «en mi opinión es más valiosa que la de la baronesa Thyssen». Ésta última se expondrá en Málaga.