Un momento del homenaje a Rafael Agredano
Un momento del homenaje a Rafael Agredano - ABC
Homenaje al pintor miembro de la Generación de los 80

Homenaje a Rafael Agredano, el artista que creía en el disfrute de la pintura

Plan Renove reúne a pintores de varias generaciones en un reconocimiento a la labor del artista cordobés

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Si hay un texto icónico en el mundo del arte de Sevilla es el que escribiera Rafael Agredano (Córdoba, 1955), en el primer número de la añorada revista «Figura», editada en los años ochenta. El texto se titulaba «Tintalux y moralidad» y hablaba del acto de crear. «A la pintura -decía Agredano- le falta cabaret y le sobra espíritu conventual, moralidad, trascendencia y muchas éticas mal entendidas cuando no falsas».

Con el tiempo, el texto sigue estando tan vigente que ha sido el escaparate del homenaje organizado por el proyecto titulado Plan Renove, encabezado por Patricia Bueno del Río y Sema D'Acosta, en honor de Rafael Agredano, y al que asistieron pintores de varias generaciones, entre ellos Concha Ybarra, Patricio Cabrera, Javier Parrilla, Fer Clemente, Paco Lara Barranco, Ignacio Tovar, Cristóbal Quintero, Pepa Rubio, además de comisarias como Esther Regueira, el secretario general de Innovación Cultural y Museos, Fernando Francés y el galerista César Sastre. Y además, numerosos jóvenes artistas, porque de eso se trataba, de juntar una generación con otras, que es el germen de este Plan Renove iniciado en el 2014.

Rafael Agredano como dijo Ignacio Tovar en el homenaje, «fue un adelantado a su tiempo. A mí me decía qué pintores visitar, y acertaba», y destacó su participación en 1985 en la mítica exposición «Ciudad invadida», una muestra que organizada por Tovar en el antiguo Museo de Arte Contemporáneo, dió visibilidad a toda una generación de nuevos pintores, y en la posterior muestra, «A través del dibujo», comisariada por Rosa Queralt en el mismo museo.

Patricia Bueno del Río dijo con respecto a los escritos de Agredano, «fueron un aliciente creativo para las distintas generaciones de artistas de Sevilla» y destacó el hecho de que Agredano, «entendió el proceso creativo como un acto de disfrute, ése es un principio agredaniano».

ABC
ABC

Por su parte Sema D'Acosta destacó el espíritu «profundamental epicúreo de la vida y el arte» de Agredano, «Titanlux y moralidad es un himno a la pintura. A la libertad de creación. Reivindicamos como tú una vuelta al origen», señaló.

Numerosos artistas jóvenes se dieron cita en el estudio de Sofía González en el homenaje a Rafael Agredano, entre ellos, José García Vallés, Lucía Tello o Juan Manuel Benítez, quien este último en su intervención dijo que, «Tintalux y Moralidad es un texto que estableció unas reglas del juego. Nos hablaba de despojarnos de corsés, del cachondeo ingenioso y de diversidad y diversión creativa. Divulgaba el disfrute de la pintura».

Rafael Agredano realizó una gran exposición en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo en 2014, comisariada por Esther Regueira con el título de «Prólogos». Fue su primera exposición individual en un museo de este inconformista pintor y escritor, causante de que varias generaciones crean en el disfrute de la pintura.