Rosalía Benítez y Rafael Ortiz son los más veteranos en Arco
Rosalía Benítez y Rafael Ortiz son los más veteranos en Arco - J. M. SERRANO

Sevillanos en Arco: Dos galeristas en soledad

La Feria de Arte Contemporáneo reúne en la edición 2018 más de doscientas galerías

SEVILLAActualizado:

Un año más y siguen siendo tan sólo dos las galerías andaluzas que participan en la Feria de Arte Contemporáneo Arco de un total de 211 galerías de 29 países, de las cuales 160 integran el Programa General. Son las galerías sevillanas Rafael Ortiz y Alarcón-Criado, supervivientes de las once que hace diez años participaban en la Feria, aunque parece que la «travesía del desierto», está empezando a acabar.

Rosalía Benítez es el cincuenta por ciento de la galería Rafael Ortiz, «esto ha sido muy difícil, sobre todo hasta hace dos años. Hemos pasado por una travesía del desierto importante, pero parece que ya vemos algo de luz».

La galería presenta este año cinco artistas, los españoles Manuel Barbadillo, Carmen Calvo y Equipo 57, la artista lusa Dalila Gonçalves y el guatemalteco Norman Morales. «Este último lo llevamos a Arco el pasado año por primera vez en España, e insistimos nuevamente. El año pasado funcionó muy bien».

Rosalía Benítez dice que el cliente de Arco ha cambiado, «durante la crisis perdimos al público intermedio, profesionales liberales que adquirían obras. Ahora parece que los vamos recuperando poco a poco. Nos hemos mantenido con los coleccionistas de nivel mas alto, porque las instituciones casi dejaron de comprar», afirma.

Carolina Alarcón y Julio Criado cumplen este año su octava participación
Carolina Alarcón y Julio Criado cumplen este año su octava participación - ROCIO RUZ

Para Rosalía Benítez, «lo que no ocurre en Madrid no existe, aunque lleves como nosotros, cuarenta años como galeristas, pero nosotros queremos seguir en Sevilla». Por esa razón la galería abrió un espacio en la capital para mantener el contacto con los clientes. «Arco es difícil. Cada feria es como volver a empezar. Cualquier feria es una lotería, pero en los últimos dos años no nos ha ido mal», dice esperanzada.

Galería Alarcón Criado

La galería sevillana cumple este año su octava participación en Arco y presenta ocho artistas: los colombianos Bernardo Ortiz y François Bucher, el húngaro Denes Farkas, el suizo Nicolás Grospierre en el apartado internacional, y en el nacional, Mp&Mp Rosado, José Guerrero, Jorge Yeregui e Ira Lombardía. «Queremos presentar en Arco nuestro proyecto galerístico, al mismo tiempo que presentar algunas piezas inéditas», dice Julio Criado.

Este año la galería presenta una pieza novedosa de Jorge Yeregui, un vídeo en el que investiga sobre el tema de los solares abandonados que tanto le interesan, «donde se ve cómo ocurren cosas. Es como un ejercicio de escritura y borrado».

Del colombiano François Bucher presentan una obra compuesta por 26.500 fotografías, «imágenes que el artista encontró en Bogotá cuando quitaron las tiendas de revelado en los años 80. No sólo es una pieza de arte, sino un estudio antropológico e histórico de su país».

Para Julio Criado, este tipo de piezas tienen como destino las instituciones y museos, «hay otras piezas que están al alcance de todos, aunque nosotros tenemos coleccionistas fuera de Sevilla. Aquí alguno hay, pero podía haber más, Sin coleccionismo las galerías no pueden vivir».

Seguir participando en Arco sigue siendo algo importante y necesario, «porque no sólo es una cuestión de mercado, sino que hay visitas de comisarios y expertos con los que puedes charlar en los foros o simplemente pasan por tu galería y ven una pieza que les va bien para la próxima exposición. Este tipo de cosas ocurren y son muy buenas, porque Arco está entre las diez ferias más importantes en la actualidad y es un encuentro nacional e internacional».

Sin embargo, Julio Criado se lamenta que tan sólo haya dos galerías andaluzas en Arco, «la feria se ha profesionalizado mucho y hay que estar a la altura internacional, y por eso es tan difícil que eclosione un proyecto galerístico en Andalucía sin apoyo privado o público. Los galeristas en Andalucía trabajamos a pulmón. Es muy difícil desarrollar un proyecto internacional en un contexto local».

Julio Criado afirma que hasta ahora le ha ido bien en Arco, «porque no Desólo decidimos nosotros lo que llevamos, sino que hablamos mucho con los artistas sobre los proyectos y sobre lo que llevamos», afirma.