Expo de Timo Sarpaneva en el Design Museum de Helsinki
Expo de Timo Sarpaneva en el Design Museum de Helsinki
Diseño

La alargada sombra de Alvar Aalto en la Semana del Diseño de Helsinki

La Semana del Diseño de Helsinki de 2018 puso el acento, en todas sus propuestas, en cómo el diseño puede ayudarnos a generar confianza y transparencia, en compañía de los demás

Helsinki Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Al arquitecto y diseñador finlandés Alvar Aalto no le pasaron desapercibidas las sinuosas formas de la madera de unas castañuelas españolas. Allí están, reposando en la estantería del salón de su casa/estudio, con la importancia de un objeto valioso que se coloca a la vista para admiración de propios y extraños. Es sorprendente que en Finlandia, los reyes de la madera por excelencia, todavía hubiese en el mundo un pequeño objeto de ese material que les pudiera llamar la atención. El matrimonio Aalto fue fundador de Artek, la firma de mobiliario más importante del país.

Cultura de la hospitalidad

Allí vimos, con motivo de la Helsinki Design Week –cuyo director, Kari Korkman, hizo girar sobre la importante cuestión de cómo el diseño puede contribuir a la confianza y la transparencia–, una interesante exposición llamada «Gotta serve somebody» en la que Artek y Forbo (la compañía especializada en superficies de linóleo con la que Artek trabaja desde hace 80 años) mostraron el resultado de una investigación realizada por catorce alumnos de la Aalto University. El profesor Ville Kokkonen les animó a repensar la cultura de la hospitalidad y todas las actividades relacionadas con ella, desde cómo recibimos a cómo nos divertimos y disfrutamos de la compañía de otras personas. Los diversos prototipos recogían distintas tipologías y las resolvían con rigor e ingenio.

Dos grandes exposiciones en museos remataron la visita. Como «Futuromania - Designing Future Living», en el museo EMMA

Otra colaboración interesante fue la del talentoso diseñador español Andreu Carulla con el finés Nikko Laakonen para la joven empresa Made by Choice. Entre los dos realizaron la colección «Design Diplomacy», que formará parte de la Embajada española, y que es un ejercicio a cuatro manos con la mente puesta en un mundo necesitado de una preocupación de sostenibilidad y un acercamiento a lo natural, uniendo sabiamente la conexión de lo mediterráneo y lo nórdico.

Mesa «Notko», de Hemmo Honkonen
Mesa «Notko», de Hemmo Honkonen

En la feria Habitare encontramos a una pequeña empresa que reverenciamos, la exquisita Nikari, que presentó la silla «Akademia», del estudio Kakssikko, resultado de un ensayo sobre los muebles Shaker americanos y sus características, que tienen mucho en común con la filosofía nórdica. También allí, el diseñador contemporáneo con más prestigio, el gran Harri Koskinen, presentó el diseño de una cabaña de madera para Hokarakenne, una propuesta inteligente para un tipo de vida ecológico y saludable. Los jóvenes diseñadores estaban allí reunidos al calor de la zona llamada «Block», en la que destaca «ProtoShop», una exposición pequeña pero ambiciosa, creada por IMU Design, que exhibe prototipos creados por jóvenes diseñadores fineses en cooperación con compañías productoras.

Por otra parte, el Forum Design Finland concedió el premio del joven diseñador del año a Antrei Hartikainen, un autor que mostró sobradamente cómo la tradición finlandesa en la maestría del tradicional uso de la madera sigue viva y coleando. Sus diseños se hacen en tiradas reducidas, ya que se producen en parte de forma artesanal y con minuciosa atención al detalle. Lo vimos en la recomendable galería Local.

Cóselo tú mismo

Otros premios, los importantes Helsinki Design Awards, nos descubrieron otros interesantes diseñadores, en particular el trabajo de Self-Assembly (Matti Liimatainen), un diseñador de moda que sostiene que el nuevo lujo pasa por que uno mismo se involucre personalmente en hacer sus prendas, de modo que la ropa se entrega en piezas que uno tiene que unir usando unas sencillas instrucciones. O también el brillante trabajo de Company (Aamu Song y Johan Olin), que tienen una tienda secreta llamada Salakauppa, casi un gabinete de curiosidades, en la que venden el producto resultado de sus viajes por el mundo visitando viejas fábricas que fabrican objetos con métodos anticuados y que ellos estudian y aprenden para aportar a sus propios diseños.

Al arquitecto y diseñador finlandés Alvar Aalto no le pasaron desapercibidas en su día las sinuosas formas de la madera de unas castañuelas españolas

Dos grandes exposiciones en centros de arte remataron la visita. Por un lado, en el museo EMMA vimos «Futuromania-Designing Future Living», que recogía proyectos utópicos sobre modos de vida del futuro realizados por arquitectos, diseñadores o urbanistas en los años 50 y 60. Impresionante disfrutar, por ejemplo, de las visiones de arquitectura del futuro de Tappio Wirkkala, o la «Futuro House», diseñada por Matti Suuronen en 1968. Y, por otro lado, la exhaustiva exposición en el Designmuseo sobre el maestro Timo Sarpaneva, un diseñador que trabajó con toda clase de materiales, con las manos en la masa y con un especial reconocimiento a los artesanos que trabajaban con él.

El comisario Harry Kivilinna ha sabido poner de manifiesto la extensa, versatil y fenomenal obra de Sarpaneva mostrando incluso la gran pieza «Large Iconostasis», hecha a partir de los moldes de madera con que se realizaron las piezas de cristal de la fabulosa instalación escultórica «The Glass Age», de 1984, también expuesta.

Casa prefabricada «Kontti», de Harri Koskinen, para Honkarakenne
Casa prefabricada «Kontti», de Harri Koskinen, para Honkarakenne