«Dodecaedro», acuarela de 1985 de Lina Bo Bardi (a la derecha)
«Dodecaedro», acuarela de 1985 de Lina Bo Bardi (a la derecha)
ARTE

El ejercicio «artístico-digestivo» de Lina Bo Bardi

La Fundación Juan March dedica la primera muestra en España a la figura de esta interesantísima creadora

Actualizado:

En 2009, la Fundación Juan March iniciaba un ciclo de exposiciones centradas en Latinoamérica, con un proyecto dedicado a Tarsila do Amaral (1886-1973), una de las figuras referenciales del Modernismo dentro del arte brasileño de los años veinte y treinta del pasado siglo. Ahora, esta misma institución completa ese panorama con una nueva propuesta en su sede madrileña.

Lina Bo Bardi: tupí or not tupí (Brasil, 1946-1992) es la primera muestra dedicada en España a la figura de esta interesantísima creadora, apenas conocida en nuestro país. Bo Bardi (Roma, 1914-Sao Paulo, 1992) es uno de los nombres más importantes dentro de la arquitectura brasileña del siglo XX. Pero además de su notable labor como arquitecta, desplegó una polifacética personalidad como museógrafa, diseñadora, escritora y activista cultural, aspectos todos muy bien recogidos y documentados en la exposición.

Nacida en Italia, estudió arquitectura en Roma, para trasladarse después a Milán, donde colaboró con Gio Ponti, editando la revista Quiaderni di Domus. Tras la II Guerra Mundial, junto a su esposo, el crítico e historiador del arte Pietro Maria Bardi, abandonaría su país para asentarse, ya de por vida, en Brasil, primero en Río, luego en Sao Paulo.

Este plural proyecto expositivo abarca un total de 348 obras entre fotos, dibujos, esculturas, pinturas, objetos, diverso material documental y algunas piezas de artesanía, pertenecientes no sólo a esta artista sino asimismo a otras figuras europeas que dejaron una marcada influencia en el panorama artístico brasileño del momento, como es el caso de Max Bill (su obra La unidad tripartita ganaría el Gran Premio de escultura de la Bienal de Sao Paulo de 1951), Calder o Saul Steinberg, y también a algunos de los principales artistas brasileños contemporáneos: Cícero Dias, Lygia Pape, Helio Oiticica, Lygia Clark, Macaparana o Roberto Burle Marx, entre otros. Con todos ellos, y con diversas piezas de arte indígena y de artesanía popular, plantea un interesante diálogo entre la modernidad de las vanguardias y la tradición local de su país de adopción.

El guiño caníbal a Shakespeare

De hecho, el título de la exposición, cuando menos curioso, hace referencia al eslogan Tupí or not tupí. That is the question, guiño canibalista a la famosa cita de Shakespeare, acuñado en 1928 por Oswald de Andrade en su Manifiesto antropófago, e ilustrado por la propia Tarsila, y que fue uno de los planteamientos artístico-ideológicos más singulares -sino el que más…- de las vanguardias latinoamericanas, en su intento por asimilar y «deglutir» la cultura occidental, fundamentalmente la europea, y «regurgitar» una nueva voz, totalmente autóctona. Estas ideas estarán en gran medida también presentes en la obra y el pensamiento de Lina Bo Bardi, proponiendo una doble mirada cultural y artística, de ida y vuelta, entre el Viejo y el Nuevo Mundo. Un renovado ejercicio «artístico-digestivo»…

Esta atractiva muestra se completa, como ya viene siendo habitual en la Fundación March, con un excelente catálogo, un no menos espléndido montaje, un ciclo de conferencias y conciertos, y unas curiosas propuestas didácticas que giran en torno a La Gran Vaca mecánica, obra concebida por Bo Bardi, y que ahora ha sido reconstruida según sus planos originales. Del mismo modo, como aportación complementaria, se exponen una serie de fotografías realizadas ad hoc por José Manuel Ballester sobre proyectos de la propia artista. Altamente recomendable.