Tejido «Rose» de William Morris para Morris & Co.
Tejido «Rose» de William Morris para Morris & Co.
ARTE

William Morris y las bases del diseño actual

La Fundación Juan March muestra piezas del movimiento «Arts and Crafts», que acercó la artesanía y las artes aplicadas y decorativas al Arte con mayúsculas

Actualizado:

«No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o que no consideres bello». Quizás en esta corta frase podría resumirse toda la esencia del diseño moderno. La pronunció William Morris en una conocida conferencia de 1880, «The Beauty of Life». Alguien que fue diseñador, artesano, empresario, poeta, novelista, ensayista, traductor, bordador, tejedor, tintorero, ilustrador, calígrafo, tipógrafo, conferenciante, editor, impresor, ecologista, agitador social y activista socialista -y sobre todo un incurable idealista- debe merecer nuestro respeto, o cuando menos nuestra confianza. Pero además de todas estas cosas, o precisamente debido a ellas, Morris (1834-1896) sería también el alma mater de un movimiento como el Arts and Crafts (Artes y Oficios) que acercaría el mundo de la artesanía y las artes aplicadas y decorativas al del Arte con mayúsculas, sentando las bases de otros idearios posteriores como la Bauhaus y el propio diseño actual.

Este movimiento surgirá en Gran Bretaña en las últimas décadas del siglo XIX como reacción contra el primer estilo industrial, desarrollado en las Islas a lo largo de esa centuria, y que había traído como consecuencia un alarmante feísmo y mal gusto en la desalmada fabricación de productos en masa, desprovistos del aura artesanal del pasado. De esta forma, el loable concepto de progreso industrial, asociado al pensamiento positivista, dio paso a la intuición de que era necesaria una reacción que devolviera a los objetos de la vida cotidiana una cierta dimensión estética, recuperando el carácter artesanal que durante la época medieval tuvieron los gremios y las guildas, y persiguiendo el solidario deseo de que los nuevos productos así diseñados pudieran ser asequibles a las clases más populares. Una pretensión, sin embargo, tan idealista y romántica que finalmente probaría ser imposible de llevar a cabo en toda su expresión.

Una figura poliédrica

La exposición que presenta la Fundación Juan March, producida junto al MNAC, muestra por primera vez en España las múltiples facetas de esta poliédrica figura junto a los principales representantes de este movimiento, Charles R. Ashbee, Walter Crane, Rennie Mackintosh, C. F. A. Voysey y Philip Webb, entre otros. Este pertinente proyecto se articula en cuatro secciones cronológicas y temáticas que presentan una gran diversidad de piezas de mobiliario, textiles, papeles pintados, joyas, vidrio, cerámica, metalistería, encuadernaciones, pintura, dibujo, grabado y foto. Estos apartados abarcan desde los propios orígenes del movimiento, con obras de Ruskin (su gran ideólogo), y de los prerrafaelitas D. G. Rosetti y E. Burne-Jones, pasando por las producciones de la compañía fundada por Morris en 1861, una selección de trabajos de los principales miembros del Arts & Crafts, para terminar con una atractiva sección dedicada a su difusión internacional, con piezas de Hoffmann, Puig i Cadafalch o Frank Lloyd Wright.

Como viene siendo habitual en esta institución, el montaje es espléndido e impecable, y la muestra se acompaña de un muy excelente catálogo y de una serie de interesantes conferencias. Enhorabuena.