La música de Manuel Castillo, más viva que nunca gracias a un documental
Adolfo Castillo, Alberto Alpresa, Ignacio Delgado y Gonzalo Girón - josé galiana
proyecto

La música de Manuel Castillo, más viva que nunca gracias a un documental

Alberto Alpresa e Ignacio Delgado preparan un proyecto audiovisual con testimonios de Cristóbal Hallfter o Tomás Marco

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La figura de Manuel Castillo (Sevilla, 1930-2005) es vital para entender la música de la segunda mitad del siglo XX. Este compositor fue uno de los más grandes de la llamada Generación del 51. Con objeto de que todo su legado no caiga en el olvido, dos jóvenes sevillanos, el músico Alberto Alpresa, y el productor audiovisual Ignacio Delgado —de Producciones Saint Denis—, han unido sus fuerzas para preparar el primer documental que se hace sobre la vida y obra del dos veces ganador del Premio Nacional de la Música. «Manuel Castillo: La elección voluntaria» esel título de este filme que contará con casi una veintena de testimonios, entre los que destacan algunos nombres tan importantes como los de Cristóbal Halffter, Tomás Marco o Antón García Abril, además de familiares y exalumnos.

Alberto Alpresa es músico y compositor y debuta como director en este documental. Éste explica a ABC que la razón de afrontar este proyecto sobre el músico sevillano es porque «Manuel Castillo, en la historia musical de Sevilla y de Andalucía, ocupa en la segunda mitad del siglo XX el lugar que tuvieron Falla y Turina en la primera mitad. Él hereda un legado histórico y creo que ese recuerdo debe quedar vivo». Este violonchelista no recibió nunca clases de Castillo pero sí fue alumno de discípulos suyos, como Juan Antonio Pedrosa, Juan Luis Pérez o Juan Rodríguez Romero.

Uno de los objetivos básicos que se plantearon a la hora de afrontar este reportaje es que la vida y la obra de Castillo fuese conocida por las nuevas generaciones para que su legado siga vivo. A partir de ahí, el siguiente paso fue ponerse en contacto con los profesores del conservatorio para conseguir distintos testimonios directos de los discípulos del compositor, sus familiares u otros compositores contemporáneos miembros de la Generación del 51, a la que Castillo pertenecía. «Todo ha sido como una cadena —confiesa Ignacio Delgado— porque la entrega y la disposición de las personas que han colaborado en el documental ha sido ecuánime y total, habiéndose volcado todo el mundo de una forma desinteresada». Sostiene también este productor que «nos parecía increíble que no hubiese ningún material audiovisual en soporte divulgativo sobre uno de los compositores más importantes de España de la segunda mitad del siglo XX».

Ahora mismo el documental está en su fase de montaje, pero ya tiene una estructura muy clara en la que se abordarán distintos episodios de la trayectoria vital y profesional de Castillo, como su infancia, formación, la etapa de compositor, su labor docente, su trabajo como director, sus obras musicales, los premios obtenidos y sus últimos días.

Un músico generoso

Por otra parte, añade Alberto Alpresa que «todas las personas que han participado en esta película han coincidido en la humildad, grandeza y generosidad de Manuel Castillo, además de resaltar una obra de una envergadura y calidad extrema». Hay que decir también que este músico renunció a irse a Madrid para continuar con una carrera exitosa internacional porque tenía un gran amor por su ciudad y vivió para ayudar a los demás. No es de extrañar que la frase más escuchada entre los entrevistados haya sido «por Manuel Castillo, todo lo que haga falta».

Esa entrega del músico sevillano hacia los demás lo corroboran personas como Cristóbal Halffter, «que es el compositor español vivo más importante que hay», indica el director. También hay relevantes declaraciones de Antón García Abril, Tomás Marco, Ana Guijarro —que es la principal intérprete que existe de la obra pianística del músico sevillano— o el padre José Enrique Ayarra, que en el documental confiesa que pasea la obra organística de Castillo por todo el mundo. Otro testimonio fundamental que aparece en este filme es el de Reynaldo Fernández Manzano, director del Centro de Documentación Musical de Andalucía y uno de los máximos responsables de que el legado musical de este maestro siga vivo gracias a las publicaciones de discos, partituras y libros sobre su obra.

Asimismo, aparecen sus discípulos más directos, como Juan Luis Pérez, Juan Rodríguez Romero, Antonio Flores o el exdirector del Conservatorio Superior de Música Manuel Castillo, Luis Ignacio Marín. Por su parte, el investigador musical Pedro José Sánchez Gómez aporta igualmente su visión de Castillo al ser la persona que más ha escrito sobre su obra. Tampoco podía faltar el catedrático y crítico musical Ramón María Serrera, amigo del músico y responsable de muchas críticas musicales para ABC de Sevilla cuando la Sinfónica estrenó algunas de sus obras más importantes.

Hay que destacar, igualmente, la total colaboración que para este documental han prestado los familiares de Manuel Castillo, facilitando fotografías, todo tipo de documentos y sobre todo sus recuerdos y vivencias más personales. A este respecto, Gonzalo Girón, sobrino de este compositor, señala a ABC sobre este proyecto que «nosotros nos sentimos muy orgullosos de que este documental salga adelante porque además para la familia era un deber pues cuando él falleció nos propusimos como principal objetivo divulgar su obra, algo de lo que él mismo por desgracia nunca se pudo ocupar porque se centró en su música». Asimismo, añade que «Manuel Castillo se merecía este tipo de actuación».

Por su parte, Adolfo Castillo, también sobrino del músico, dice que «este documental es un estímulo para la familia porque a nivel institucional muchas veces las cosas son extremadamente lentas e incluso inoperantes y eso te desanima, pero iniciativas como éstas hay que aplaudirlas completamente».

La productora Saint Denis se ha puesto en contacto con Televisión Española «porque somos humildes pero muy ambiciosos, y pensamos que a este documental se le debe dar la mayor difusión posible», indica Ignacio Delgado. Así, ya se han dirigido a Andrés Luque, productor ejecutivo de Radiotelevisión Española. En noviembre se reúne la comisión y si fuese elegido este proyecto se emitiría por la segunda cadena de TVE para finales de 2014 o para 2015, coincidiendo con el décimo aniversario de la muerte del compositor. También hablarán con los responsables de Canal Sur Televisión para que lo emita «porque es de obligación divulgarlo», señala Delgado, quien además aclara que Reynaldo Fernández Manzano se ha ofrecido para ser intermediario con el Consejo Audiovisual de Andalucía. Si al final no se pudiese emitir por las televisiones, se estudiaría la posibilidad de distribuirlo por internet.

En el documental, del que ya se han filmado numerosas horas de metraje, se usarán los recursos audiovisuales de mayor calidad posible pese a que el presupuesto del mismo es de unos 50.000 ó 60.000 euros, incluyendo la publicidad. Casi la mitad de este coste lo ha asumido la productora, la otra mitad es la que ahora deben aportar otras instituciones o empresas. A este respecto, se quiere contar con el apoyo de las fundaciones Focus-Abengoa o Sevillana Endesa, instituciones que tuvieron fuertes vínculos con Castillo al encargarle obras de gran importancia dentro de su catálogo.

Por otra parte, cabe comentar que este proyecto del documental está avalado por la trayectoria profesional de Producciones Saint Denis, una productora sevillana que comenzó a realizar cortometrajes a partir del año 2000. Ignacio Delgado dirigió, escribió y produjo en 2003 su primer filme,«Reprimidos», que se presentó con gran éxito en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva y que contó con la banda sonora de Alberto Alpresa, músico que también ha compuesto la banda sonora de cortometrajes y se ha dedicado a labores docentes. En esta película se dio también a conocer la actriz Marta Hazas, popular posteriormente por la serie televisiva «Bandolera». Ese mismo año Delgado estrenó su ópera prima como director de escena en el Teatro Lope de Vega, con «Cosí Fan Tutte», de Mozart. El año pasado presentaron también el musical «Lisístrata», que actualmente está de gira por toda España.

Paralelamente a esta iniciativa, el tenor Joaquín Pixán está preparando un disco con la integral de las canciones para voz y piano de Castillo.