Pasión Vega une su arte a la música clásica en un estreno absoluto del Maestranza
Pasión Vega junto al pianista Luis del Valle - efe/paco campos
clásica/popular

Pasión Vega une su arte a la música clásica en un estreno absoluto del Maestranza

La cantante actúa este sábado junto a los pianistas Víctor y Luis del Valle interpretando canciones de Lorca, Falla o Halffter

abc
Actualizado:

La singular alianza de dos brillantes pianistas provenientes del universo de la música clásica y de una cantante que ha abordado con gran éxito los grandes géneros de la canción popular española, portuguesa y latinoamericana se convierte, como estreno absoluto, en «Dos pianos con Pasión. Cartas desde Nueva York», una de las citas más insólitas y atractivas de la temporada, que se estrena este sábado en el Teatro de la Maestranza.

De un lado, Pasión Vega (Madrid, 1976, aunque vitalmente vinculada a Andalucía desde su infancia) y, de otro, los hermanos Víctor y Luis del Valle (Vélez-Málaga, 1980 y 1983) han transitado caminos aparentemente dispares. Si bien la carrera del dúo Del Valle, formado en la Escuela Superior de Música Reina Sofía y galardonado en multitud de certámenes internacionales responde sin figuras a la de una de las mejores agrupaciones camerísticas del momento, una revisión a fondo de la biografía artística de Pasión Vega, plagada de incesantes intereses musicales variopintos, nos recuerda que la misma cantante que en 2012 fue nominada a los Grammy Latinos por el mejor álbum de pop tradicional, ya en 2008 cantó arropada por una orquesta sinfónica, ha abordado a Manuel de Falla o se ha presentado en el Teatro Real de Madrid con un repertorio de tangos argentinos cantados, mano a mano, junto al tenor lírico José Manuel Zapata, entre otras citas que testimonian con los formatos habituales de la música «culta».

De la capacidad de diálogo y curiosidad musical de los tres artistas y de su habilidad para transitar con naturalidad en la amplia zona común que conecta a la música clásica con la popular –en realidad, la segunda fue el origen de la primera– surge un excitante espectáculo basado en canciones de Falla, Lorca, Ernesto Halffter, Santos Discépolo, Erik Satie –a su vez, revisado por Javier RuibalAgustín Lara o Quintero, León y Quiroga. Jazz, fado, tango, copla, música de cámara, klezmer, music-hall… se funden en un espectáculo irrepetible con dirección de Vanesa Rodríguez y arreglos musicales de Alberto Martín Díaz.

Música emocionante, directa, que sobre el escenario pierde las severas restricciones de sus respectivas etiquetas originales para abrazar un desinhibido eclecticismo y confundirse en un «continuun» que nos invita a un viaje musical libre y desprejuiciado basado, exclusivamente, en la suprema calidad de las composiciones y en la acreditada calidad de los intérpretes.

Sinceridad, emoción, elegancia o energía son adjetivos que la crítica musical ha aplicado tanto a las ardientes actuaciones de Pasión Vega como a las incisivas interpretaciones de los hermanos Del Valle y que, ahora, los tres intérpretes ponen al servicio de unas músicas que, tras muchas décadas de conectar con diferentes generaciones de oyentes, ahora vuelven, enriquecidas por la envoltura de un nuevo lenguaje, para el placer de los nuevos espectadores. Desde los arrabales del Mar del Plata hasta los de París; desde el corazón de Triana hasta el bullicioso latido de Nueva York, Pasión Vega y los Hermanos Del Valle certifican la extraordinaria fraternidad de la música, un lenguaje del corazón que rechaza ser encajonado en los límites de cualquier frontera.