Alejandro Sanz y Mala Rodríguez triunfan en unos Grammy Latino muy españoles
Alejandro Sanz se llevó su décimo sexto Grammy Latino - efe

Alejandro Sanz y Mala Rodríguez triunfan en unos Grammy Latino muy españoles

Carlos Vives y Sergio George fueron quienes más premios ganaron

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El cantautor Alejandro Sanz logró el décimo sexto Grammy Latino de su carrera en una ceremonia celebrada la pasada noche en Las Vegas, EEUU, que tuvo una importante representación española, tanto entre los ganadores como entre quienes pusieron ritmo a un evento pasado por agua.

El colombiano Carlos Vives y el estadounidense Sergio George fueron quienes más Grammy se llevaron de la gala, tres en total, entre ellos el de mejor canción (composición) por «Volví a nacer» para el primero, y mejor productor para el segundo.

A Vives se le escaparon las máximas presas de mejor álbum y mejor grabación (canción), que fueron para Draco Rosa («Vida») y Marc Anthony («Vivir mi vida»).

Dos gramófonos dorados se llevaron los argentinos Bajofondo, la mexicana Natalia Lafourcade y el brasileño Caetano Veloso.

Alejandro Sanz se hizo con el premio de mejor álbum vocal pop contemporáneo por «La música no se toca», un éxito que tuvo para él «un sentido extra», según confesó a la prensa tras recoger el premio que dedicó a «una amiga que falleció hoy (21 de noviembre)».

«Es un día de emociones encontradas», manifestó el cantautor madrileño que minutos después interpretó la canción que dio nombre a su laureado LP acompañado de 30 estudiantes de la Universidad de Berklee, la escuela de música más importante del mundo, donde recientemente fue investido doctor Honoris Causa.

Mala Rodríguez acudió a Las Vegas sin expectativas porque, según dijo, vive «más feliz», por lo que le sorprendió la victoria de su «Bruja» como mejor álbum de música urbana, el segundo Grammy Latino de su carrera.

Diego «El Cigala» acumuló uno más de estos premios a su colección, el cuarto, con su «Romance de la luna tucumana» como mejor disco de tango, mientras que la categoría más española, la de mejor álbum de flamenco cayó del lado de «Soy flamenco» de Tomatito, el quinto gramófono de la historia del artista.

Miguel Bosé vivió un nuevo homenaje como Persona del Año de la Academia Latina de la Grabación, entidad que concede los Grammy Latino, en la ceremonia televisada por Univision después de la cena concierto de gala del miércoles en la que sus compañeros de profesión honraron su trayectoria profesional y filantrópica y versionaron sus canciones.

Parte de ese espectáculo fue revivido hoy por Bosé que interpretó en solitario «Amante Bandido» y contó con Juanes para cantar «Nada Particular», Ricky Martin para «Bambú» y con Laura Pausini para «Te amaré».

Miguel Bosé se tuvo que conformar con su premio honorífico y vio cómo se le iban los dos Grammy Latino a los que optaba, entre ellos mejor álbum con «Papitwo».

También se fue de vacío Pablo Alborán que interpretó su tema «Tanto», del disco homónimo que le había valido tres candidaturas.

Por el escenario del hotel y casino Mandalay Bay también se escuchó a Enrique Iglesias en dos ocasiones, una con Pitbull y la otra con la balada «Loco» en la que compartió voz con India Martínez.

Sonido español tuvo la presentación de mejor álbum del año realizada por Juanes y Carlos Santana, que aprovecharon para dar a conocer su versión de «La Flaca» de Jarabe de Palo que se incluye en el nuevo disco del conocido guitarrista que saldrá a la venta en 2014.

Una alfombra encharcada

La nota más negativa de la décima cuarta edición de los Grammy Latino fue la falta de previsión de la organización que no tomó medidas ante el anunciado parte lluvioso para la jornada de hoy.

La alfombra verde (color del patrocinador de la gala) quedó encharcada, los focos mojados y finalmente se optó por cancelar el popular desfile de famosos que suele preceder a este tipo de eventos y que tanto interés despierta entre la audiencia.