El Lebrijano, durante una actuación en la Bienal de Flamenco (2010)
El Lebrijano, durante una actuación en la Bienal de Flamenco (2010) - GOGO LOBATO
bienal de flamenco

Estilos del flamenco: el origen de la debla, los fandangos, las galeras y el garrotín

El Lebrijano, Tomás Pavón o Paco Toronjo son algunos de los cantaores que han puesto voz a estos estilos del flamenco

Actualizado:

El flamenco no es un cante ajustado a una norma única. Con el paso del tiempo, el folclore andaluz, en contacto permanente con la etnia gitana, y las distintas circunstancias históricas de cada momento han hecho que el flamenco sea un amplio abanico de cantes que enriquecen este Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Con motivo de la XVIII Bienal de Flamenco, ABC de Sevilla desgrana uno a uno los estilos del flamenco: sus orígenes, los grandes intérpretes de cada género y los bailes que los caracterizan. Hoy: la debla, los fandangos, las galeras y el garrotín.

Debla

En caló significa Diosa. Parte del tronco de la toná, por lo que es un cante sin guitarra. Su melodía requiere una ornamentación melismática más abrupta que la de los demás cantes del grupo. Hay múltiples teorías sobre los orígenes que la debla. La más antigua de ellas afirma que es una creación de un cantaor llamado Blas Barea, pues al final de las coplas siempre se decía «deblica barea». Sin embargo, se cree que esta versión desaparció y lo que hoy conocemos como debla es un cante que Tomás Pavón rescató de la cava de los gitanos de Triana, algo que le llevó a enemistarse con otros cantaores de su etnia, como Juan Talega.

Tomás Pavón canta una debla

Fandangos

Para algunos teóricos, éste es el cante más primitivo que existe. Se estructura sobre un compás de 3/4 y tiene una gran variedad tonal. Son coplas de cinco versos octosílabos que se suelen convertir en seis por repetición de uno de ellos. Al parecer, el fandango onubense nace en Alosno, y desde allí se distribuye por el Andévalo, la Sierra y la capital. A partir de ahí se han podido estudiar una infinidad de estilos diferentes, destacando en su ejecución cuatro artistas puntales: José Rebollo, Paco Isidro, Antonio Rengel y Paco Toronjo. Entre los estilos más conocidos están los de Alosno, los choqueros, los de Almonaster, los de Santa Eulalia, los del Cerro del Andévalo, los de Encinasola, los de Calañas y los de Cabezas Rubias.

Paco Toronjo canta por fandangos

Galeras

Cante creado por Juan Peña «El Lebrijano» que tiene su base en el jaleo. No ha sido acogido por más cantaores, por lo que casi no se puede hablar de que sea un palo autónomo. Sin embargo, sí es cierto que tiene matices diferenciados.

El Lebrijano canta unas galeras

Garrotín

Baile gitano de origen no andaluz pero practicado sobre todo en Sevilla. Posteriormente surge el cante. Se cree que procede de Asturias o del antiguo reino de León, donde se hacían las «garrotiadas», y luego pasó por Cataluña, donde fue absorbido por los gitanos de la zona. Lo dio a conocer el bailaor Faíco, mientras que en lo relativo al cante hay que citar a la Niña de los Peines, que hizo una gran versión de este estilo. Tiene compás de tango y las letras suelen ser sencillas de contenido.

La cantaora Mayte Martín canta un garrotín