Rosalía, durante su actuación en el festival Mad Cool de Madrid el 10 julio de 2019
Rosalía, durante su actuación en el festival Mad Cool de Madrid el 10 julio de 2019 - EP

El caché de Rosalía, el gran enigma del verano

El Ayuntamiento de Valladolid, el Festival de Jazz de Vitoria o incluso Madonna han renunciado a contratar a la cantante por la cifra que la artista pide por cada una de sus actuaciones, que se sucederán hasta el final de la temporada estival

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

¿Qué hace Rosalía en un festival de jazz? A buen seguro que no es un chiste ni un despiste, pues la semana pasada, el director del Festival de Jazz de Vitoria, Alberto Ibarrondo, comentó en una entrevista a la agencia Efe su intento de contratar a la cantante para su 43 edición –que se celebra desde hoy hasta el próximo 20 de julio– en una apuesta por abrir el certamen «a músicas fronterizas».

Sin embargo, tuvieron que descartar su fichaje por el alto caché de la artista. Ibarrondo también contó que, al contactar con los agentes de la catalana, se dieron cuenta «de que está en un momento muy alto» con un caché «por encima de los 100.000 euros».

Repercusión internacional

No le falta razón: el diario «The New York Times» se hizo eco la semana pasada de uno de sus temas, «Con altura», tras convertirse su videoclip en uno de los más vistos en YouTube; cabeceras británicas como «The Guardian», «The Independent» y «The Daily Telegraph» publicaron perfiles ( «La estrella del flamenco favorita de Almodóvar y Madonna») y reseñas de su actuación en Glastonbury, uno de los festivales de música más importantes del mundo.

No sorprende tal eco: en octubre de 2018, Rosalía lució «mirá» en un clásico de la televisión pública británica, «Later... with Jools Holland». Hasta la revista especializada «Billboard» se lanzó, hace una semana, a escribir sobre rumba catalana con Rosalía como última embajadora. Todo cantante que se precie es fan de Rosalía; incluso Madonna, que quiso contratarla para que actuara, en solitario, en su fiesta de cumpleaños en Marruecos, según reveló «Los 40». Pero también tuvieron sus«peros»: «la «cantidad extraordinaria de dinero» y las «36 personas» del equipo.

De Córdoba a Valladolid

Pero, ¿a cuánto está la actuación de Rosalía? Más de 217.000 euros fue la cantidad que desembolsó el Ayuntamiento de Córdoba por un concierto gratuito de la cantante el pasado 15 de junio con motivo de la Noche Blanca del Flamenco, cuyo aforo máximo fue de 10.000 personas. Dicha cantidad no sólo pagaría el caché de la artista, sino todo lo que su actuación implicaba, desde la producción o la iluminación.

Su concierto en la ciudad andaluza, anunciado seis meses antes, no estuvo exento de polémica, pues tanto el lugar en el que se celebró -la Plaza de Toros, en lugar de algún rinconcito- como su coste variaron a medida que pasó el tiempo; como contó en ABC Luis Miranda, el Ayuntamiento empezó a negociar el concierto cuando «todavía no era una estrella internacional», por lo que la cifra inicial había sido moderada. Sin embargo, en algún momento la oficina de la artista pidió más y el Consistorio mantuvo la apuesta.

Fotograma del videoclip de la canción «Fucking Money Man», de Rosalía
Fotograma del videoclip de la canción «Fucking Money Man», de Rosalía - YouTube

Los vallisoletanos también tuvieron su dosis de «malamente». El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, desveló en Twitter el supuesto caché de la cantante (500.000 euros) después de que un usuario le preguntase por la remota posibilidad de que Rosalía participase en las fiestas patronales del próximo septiembre.

Fue en la misma red social donde la propia Rosalía lo desmintió, aunque a su manera: «Lo único que voy a decir sobre lo que se dice que pedimos por nuestro show es que es falso. Es cierto que no es un show sencillo (ya me conocéis) y que somos muchas personas trabajando para que el show sea increíble, pero eso que se ha dicho esta lejos de ser verdad».

Puente no dudó en responderla: «Su agente nos dijo, después de tenernos dos meses esperando,que empezarían a hablar con nosotros a partir de 500.000 euros. En todo caso, si esa no es la cifra digamos su caché y estaremos encantados de contratarla. Ya lo intentamos en 2018 cuando nos pedía 45.000 euros, pero no tuvo fecha». Tampoco el director del Festival de Jazz de Vitoria, Alberto Ibarrondo, descarta volver a intentarlo para próximas ediciones. Eso sí, «cuando baje un poco su caché».