Eliahu Inbal
Eliahu Inbal - ABC

Eliahu Inbal, Valery Gergiev y Maria Joao Pires, entre las estrellas de la temporada de La Filarmónica

El director israelí, al frente de la Orquesta Sinfónica de Radio Stuttgart, inaugurará el ciclo el próximo 22 de noviembre

MadridActualizado:

El director de orquesta israelí Eliahu Inbal, al frente de la Orquesta Sinfónica de Radio Stuttgart y el Trío Ludwig, abrirá con la Cuarta Sinfonía de Bruckner, «Romántica», y el Triple Concierto en Do mayor de Beethoven la séptima temporada de La Filarmónica; será el próximo 22 de noviembre en el Auditorio Nacional.

El ciclo se prolongará hasta el 17 de junio de 2019 e incluye diez conciertos. La Orquesta Sinfónica de Düsseldorf, la Orquesta de Cámara de Múnich, la Orquesta Sinfónica del Teatro Mariinsky, Instruments of Time & Truth Oxford Voices, la Orquesta Sinfónica Chaikovksi, la Orquesta Sinfónica de Viena y la Camerata Salzburgo son las formaciones presentes en la temporada.

Entre los nombres propios se encuentran los directores Ádám Fischer, Valery Gergiev, Edward Higginbottom, Vladimir Fedoyesev y Leonidas Kavakos, así como los violinistas Eric Silberger y Fumilaki Miura, los pianistas Daniel Trifonov, Alexei Volodin, Maria Joao Pires, Liut Grigoryan y Varvara, y el barítono Matthias Goerne.

Valery Gergiev
Valery Gergiev - ABC

Montserrat Crespo, directora de La Filarmónica, se encuentra satisfecha con la trayectoria de este todavía joven ciclo, que nació al amparo de la temporada de la barcelonesa Ibercámera. «Llegamos en 2012, en el peor momento de la crisis económica, y tuvimos 8oo abonados aquel primer año; ahora estamos cerca de los 1.500 y somos un referente en la vida musical madrileña».

Las sociedades filarmónicas tradicionales, «que fueron el tejido musical del país», son el ejemplo en el que los responsables del ciclo se miraron a la hora de crear sus temporadas. «Nuestra oferta -dice Montserrat Crespo- es reducida en cuanto a número de conciertos; prácticamente uno al mes. En ellos intentamos tener un repertorio variado, que no sea únicamente sinfónico, y que guarde un equilibrio en cuanto al coste».

La vida musical de Madrid está muy consolidada en los últimos años y muchas necesidades estaban cubiertas cuando La Filarmónica desembarcó en la capital. Montserrat Crespo cree que «parece que hemos acertado con nuestro planteamiento. El público, desde nuestro punto de vista, necesita una oferta estable que le ofrezca garantía. Lo importante es crear marca. Y eso se consigue con una oferta de calidad, equilibrada; lo más difícil es conseguir la confianza del público, y creo que hoy en día la tenemos».

Janos Kovacs
Janos Kovacs

«Lo primordial en la programación de La Filarmónica es la misma desde el primer año: garantizar la máxima excelencia del repertorio que se ofrece», añade. La experiencia de Ibercamera, que funciona en Barcelona desde hace más de treinta años, y de la agencia artística vinculada a este ciclo, ha sido una buena base, según asegura Montserrat Crespo. «Tenemos artistas muy fieles que están con nosotros desde hace muchos años, y nos permiten tener una red para saber cuál es el repertorio ideal para cada orquesta e intérprete».

Esta es la pauta sobre la que se elabora la programación de La Filarmónica, sigue. «Intentamos que en este “viaje” por la música cada obra se ofrezca de la mejor manera posible, independientemente del nombre de cada intérprete».

Y pone Montserrat Crespo un ejemplo. «La pasada temporada presentamos a la Orquesta Filarmónica Nacional de Hungría bajo la dirección de Janós Kovács, prácticamente un desconocido. Vino en sustitución de Zoltán Kocsis, que acababa de morir y que, unos meses antes, al saber que no podía hacer la gira, nos lo recomendó. Kóvacs, que lleva años dirigiendo la Ópera de Budapest, hizo un Mozart que ya quisieran muchos. Y le pedimos que volviera. Ayer dirigió el “Réquiem” de Mozart en el Auditorio. Esta es nuestra línea. Buscar que lo que se interpreta se haga de la mejor manera posible».

Fumiaki Miura
Fumiaki Miura

Cuando se le pregunta a Montserrat Crespo si se siente especialmente orgullosa de alguna de las citas de esta temporada, destaca, «por lo que tiene de apuesta y de trascendencia en el futuro, la presentación de un joven violinista japonés, Fumiaki Miura, de veinticinco años. Según Pinchas Zukerman, es el gran violinista del futuro. Es un artista especial y creo que va a dar mucho que hablar».