Kylie Minogue, durante su actuación en el festival de Glastonbury el domingo 30 de junio de 2019
Kylie Minogue, durante su actuación en el festival de Glastonbury el domingo 30 de junio de 2019 - EFE

El emotivo y triunfante regreso de Kylie Minogue a Glastonbury 14 años después de su cáncer de mama

La cantante australiana actuó el pasado domingo 30 de junio en uno de los festivales de música más importantes de Reino Unido. En 2005 tuvo que cancelar su interpretación sobre el mismo escenario tras serle diagnosticada dicha enfermedad

MadridActualizado:

Kylie Minogue (Australia, 1951) rindió cuentas el pasado domingo 30 de junio con el festival de música Glastonbury, catorce años después de que tuviera que cancelar su actuación sobre el mismo escenario tras serle diagnosticado cáncer de mama en 2005.

Tal y como relata la agencia Reuters, la cantante originaria de Melbourne deleitó a los asistentes con ya clásicos del pop como «Spinning Around» –con la que cerró su concierto–, «Shocked», «Better the Devil You Know» y, cómo no, las imprescindibles «I Should Be So Lucky» –la canción que la catapultó a la fama mundial en 1988– y «All the Lovers», que está a punto de cumplir diez años.

Que su nombre fuera uno de los mayores reclamos este año en Glastonbury tenía su porqué. En 2005 tuvo que cancelar su participación en el festival después de que le diagnosticaran cáncer de mama. Aquel año, como tributo, bandas como Coldplay interpretaron sus canciones, por lo que Minogue contó el domingo con el cantante Chris Martin para cantar a dúo «Can't Get You Out of My Head», no sin antes animar al público a que fueran ellos quienes cantaran el principio de la letra.

«En el pasado, cuando estaba viendo Glastonbury [desde Australia], algunos artistas interpretaron mis canciones, y ese es el espíritu y la naturaleza amable de Glastonbury, y de sus artistas, invitados y gente», comentó.

Entre todo este ambiente festivo –la cantante lució cuatro vestimentas diferentes, se lanzó muchísimo confeti con los colores del arco iris con motivo del Orgullo LGBT y el público cantaba constantemente sus canciones–, Minogue se reservó un par de minutos para recordar su forzada ausencia en el festival hacía 14 años.

«La historia es que en el año 2005 se suponía que tenía que estar aquí, en este mismo escenario, y las circunstancias no lo hicieron posible, pero lo vi desde Australia. Ojalá las cosas fueran diferentes, pero la vida es así, ¿no? Ahora estamos juntos aquí. Y..., Dios mío..., siempre caigo en la cuenta de no sólo mi historia sino nuestra historia, estos más de treinta años juntos. ¡Todas nuestras historias individuales y ahora nuestra historia colectiva! Así que... bueno, no he llorado mucho, ¡eso está bien!».

Esta clausura del círculo para la australiana ha venido acompañada además de un éxito en el número de espectadores, tanto presentes in situ como los televidentes; en concreto, los 3 millones de personas que vieron su actuación a través del primer canal de la BBC, la televisión pública británica.

Kylie Minogue actuará en nuestro país, en el Festival Cruïlla (Barcelona) el próximo sábado 6 de julio.