Daniel Marco y José Krespo en la experiencia PROM PARTY 2018 de Ron Barceló Signio
Daniel Marco y José Krespo en la experiencia PROM PARTY 2018 de Ron Barceló Signio - Ron Barceló Signio

EntrevistaDespistaos: «La canción de "Física o Química" nos está dando más fruto ahora que hace diez años»

El grupo vuelve tras cinco años de parón a una industria musical en la que el disco ya no es la principal fuente de ventas y su público adolescente ha crecido. Además, a estos retos se le se suma la pérdida de audición de Dani Marco pero nada se interpondrá en su sueño: seguir tocando hasta que se jubilen

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tras tomarse un descanso indefinido, Despistaos ha vuelto con su nuevo EP, «Lo contrario a ninguno». Han sido cinco años en los que han cambiado las tendencias musicales y en los que su público ya no es tan adolescente. Aquellos que cantaban «Física o Química» a toda voz han crecido, pero en una época en la que la nostalgia impera, paradójicamente es cuando más se está escuchando este tema, según los componentes del grupo.

El pop-rock sigue siendo la base de sus nuevas canciones, de las que hasta ahora han sido publicadas «Estaremos atentos», «Las cosas se me olvidan» y la que da nombre al EP. Son solo algunas pinceladas de su regreso a la espera de que el 15 de marzo salga el disco. Mientras, para preparar el terreno para esta aventura, el grupo ofreció un concierto acústico en un evento especial inspirado en las fiestas estadounidenses de fin de promoción gracias a Ron Barceló Signio.

¿Cuál ha sido el detonante para volver a la música?

José Krespo: Realmente nunca dejamos la música, fue un parón porque eran muchos años haciendo lo mismo, las mismas canciones... Queríamos descansar y hacer otros proyectos hasta que nos volvió a entrar el gusanillo.

Daniel Marco: Cambiamos una música por otra.

Vuestro público antes era adolescente y ahora ha crecido... ¿O dirigís a un nuevo público ahora?

Daniel Marco: No, nuestro público no ha crecido, no envejece. La gente que va a seguirnos que aproveche porque no envejece –dice bromeando–. Lo cierto es que en la gira que estamos haciendo ahora hay mucha gente de 20-25 años. Los que tienen 40 años como nosotros, a no ser que te dediques a esto, es muy difícil que sigan yendo a conciertos porque tienen una vida más ocupada.

¿Qué ha cambiado musicalmente desde el parón?

José Krespo: Todo lo que escuchamos nos va dejando una huella, se intenta evolucionar pero a tu manera. Y no ha cambiado especialmente. Lo importante es que el disco no sea exactamente igual al anterior, que tenga algo más que aportar.

¿Agradecéis parte de vuestro éxito a la canción de «Física o Química», que puso la sintonía a la exitosa serie adolescente?

Daniel Marco: Realmente nos está dando más frutos ahora mismo que hace 10 años, porque ha habido una especie de boom de esa época. Los chavales que por aquel entonces tenían 15 años y no podían ir a los conciertos. De hecho, la serie la verían a escondidas seguro. Luego, cuando ya tenían 20 fue cuando nos separamos y ahora que hemos vuelto están viniendo a los conciertos. Hay un boom de la canción que no notábamos tanto cuando estaba la serie en emisión.

José Krespo: En el momento de la canción realmente estábamos bien, sonábamos mucho en la radio y la canción fue un pasito más. Ahora, es alucinante que a las 4 de la mañana nos llegue un mensaje de Instagram de alguien que ha compartido que están poniendo «Física o Química» en la discoteca. Esas cosas molan, porque esa canción podía haber quedado olvidada y aún tiene vida.

¿Os llegasteis a cansar de ella?

José Krespo: Sí. Decíamos: “Los que hayan venido para escuchar Física o Química ya os podéis ir, y nos quedamos los demás”. Ya le teníamos manía. Notábamos que esa canción no era tan importante para el grupo, teníamos muchas más.

Daniel Marco: En una gira dejamos de tocarla, y en otra la tocábamos la primera para quitárnosla de en medio.

¿Y cuál es la canción que más os piden tocar?

Daniel Marco: Ahora, «Física o Química».

José Krespo: «Caricias en tu espada» o «Cuando Lloras», que también salió en un capítulo de «Física o Química», han sido bandera, al margen de todas las que han sido singles.

¿Cómo ha sido el proceso de creación de los nuevos temas?

José Krespo: Ha sido lento, hemos tardado mucho en hacer el disco porque hemos creado muchas canciones nuevas y hemos currado más que nunca. Estamos muy contentos. Además hay un par de sorpresas como colaboraciones.

«Llevo mucho sin comprarne un disco, desde que descubrí Spotify»

Hace cinco años no era tan común escuchar música en streaming, pero ahora sí. ¿Cómo os ha afectado eso?

Daniel Marco: Lo notamos antes del parón porque el mundo digital ya estaba asentado, pero ahora está más fuerte. El disco irá desapareciendo y hay que ir adaptándose.

José Krespo: Es diferente, antes sabías cuántos discos habías vendido, ahora sabes la gente que te escucha, cuántos años tiene, en qué ciudad del mundo te están escuchando, si son chicas o chicos, etc. Y mola mucho tener ese control porque ayuda a concretar sobre dónde hacer conciertos. Además, descubres que se están escuchando canciones de otros discos y las incorporas a las giras. Ayuda mucho a conocer a los fans.

¿Qué tiene que tener un disco ahora?

José Krespo: Pocas canciones. Llevo muchísimo sin comprarme un disco en una tienda, desde que descubrí Spotify. Hubo un tiempo en el que lo solapaba, me compraba el disco y luego lo escuchaba en Spotify, pero al final lo dejé porque estaba perdiendo dinero. Nosotros vamos a sacar un disco, una edición limitada, pequeñita, para los más fans.

¿Cuál ha sido vuestra reflexión después de todo este tiempo?

José Krespo: Fueron unos años increíbles, solo me acuerdo de cosas buenas. Fue un viaje de fin de curso eterno. Te haces mayor. Ahora estaremos cansados cuando hagamos un festival a las 3 de la mañana, pero hace diez años era como «¡Woo, alegría!»

Daniel Marco: Fue una cosa muy loca, nos pasábamos el día viajando, de sitio en sitio, tenía dos días libres en casa y los pasaba tirado en la cama recuperándome. Era vivir todos los días de fiesta. Divertido es, pero llega un momento en el que el cuerpo te pide calma.

¿Os queda algún sueño por cumplir?

Daniel Marco: Yo cumplí un montón de sueños cuando empezamos, como cuando toqué en ciertos escenarios o festivales a los que yo solía ir de público. El sueño sería seguir tocando hasta que nos jubilemos, que esto dure.

«Si sigo perdiendo audición llegará un momento en el que no pueda tocar»

Tras diagnosticarle una pérdida de audición, ¿supone un reto subirse al escenario?

Daniel Marco: Tampoco es muy preocupante todavía, tengo que cuidarme. Desde que me dijeron que había perdido parte de la audición, que tenía acúfenos, es decir, que escucho un pitido constante, aprendes a vivir con eso. Lo único es que o me cuido un poquito el oído o dentro de 5 años escucharé menos. Hasta ahora no me impide tocar, pero si sigo perdiendo audición llegará un momento en el que no lo pueda hacer.

¿Qué medidas está tomando?

Daniel Marco: Intento no ponerme volúmenes altos, suelo llevar unos tapones con los que oyes más bajito en los conciertos. En definitiva, buscar la manera para no quedarme sordo. De hecho, este problema le pasó hace poco al cantante de ACDC, porque afecta mucho a los músicos que estamos sometidos a volúmenes muy altos.

¿Cree que es un problema del que poco se habla?

Daniel Marco: Últimamente creo que tengo la sensación de que se le está dando más visibilización. Yo me he involucrado en concienciar sobre la audición porque tengo dos niñas pequeñas a las que llevo a los conciertos, y para evitar futuros problemas, les pongo unos cascos protectores. No van a conciertos sin ellos. Es muy peligroso para niños tan pequeños que vayan a un concierto donde hay volúmenes muy altos. Si es malo para un adulto, para ellos es un horror, puede dejarlos sordos para toda la vida. Por eso, cuando se presenta una situación así, les hago una fotografía con los cascos y la comparto.

Ver esta publicación en Instagram

No sabe nadie las ganas que tenía yo de un buen concierto de @loveoflesbian. Ha sido gigante y además en la mejor compañía.

Una publicación compartida de Daniel Marco (@danielmarcodm) el