Decenas de jóvenes disfrutan de la piscina en el segundo día de la fiestas de bienvenida del festival Arenal Sound
Decenas de jóvenes disfrutan de la piscina en el segundo día de la fiestas de bienvenida del festival Arenal Sound - Efe

Los festivales de música hacen su agosto a pie de costa en un mes pletórico

Arenal Sound, Sonorama y Medusa SunBeach encabezan la oferta de un verano sin fin

BarcelonaActualizado:

Se fueron el Sónar, el MadCool, el Primavera Sound y otras citas de altura marcadas en rojo en el calendario musical y, lejos de arrugarse, el mapa sonoro del estío se prepara para echar el resto con un mes de agosto en el que, ahí es nada, se amontonan sin problemas más de un centenar de festivales. Un amplísimo surtido músico-festivo que, de costa a costa, viene a confirmar que si a estas alturas hay una ciudad, pueblo o villorrio que no tiene su festival es porque no quiere. Veamos: Arenal Sound, Sonorama, Rototom Splash, Tsunami Xixon, Dreambeach Villaricos, Medusa SunBeach, Leyendas del Rock, Noroeste, SonRías Baixas, Santander Music, Canela Party, Barna’n’Roll… La lista, ya ven, parece no tener fin.

Y si a alguien le sabe a poco la oferta nacional, basta con cruzar la frontera para encontrarse, a poco más de sesenta kilómetros de Vigo, el Paredes de Coura o el EDP Vilar de Mouros, citas portuguesas por las que desfilarán bandas como The National, Manic Street Preachers, Spiritualized o The Cult. Puede que por aquí los nombres no sean tan deslumbrantes y las estrellas brillen con algo menos de intensidad que las que han recorrido en los últimos meses la geografía española, pero en cuestión de números nadie ha conseguido hacerle sombra aún al Arenal Sound,la madre de todos los festivales millennials y Valhala festivalera gracias a esos 300.000 asistentes que se espera pasen por Burriana (Castellón) hasta el 4 de agosto. ¿Su secreto? Una equilibrada mezcla de juerga, desmadre piscinero y eclecticismo artístico en el que cabe desde el house del holandés Martin Garrix a la épica rock de Vetusta Morla pasando por el pop emo de los Thirty Seconds From Mars de Jared Leto o el trap de C. Tangana.

Tampoco el Medusa SunBeach anda falto de público y, después de empatar en el podio de 2018 con el Arenal Sound, espera repetir la hazaña entre el 7 y el 12 de agosto y reunir a otras 300.000 personas en Cullera (Valencia). En el cartel, primeras espadas de la electrónica de baile como Dimitri Vegas & Like Mike, Richie Hawtin, Angerfist y Amelie Lens garantizan noches sin freno y desborde en taquilla. Un menú que, con ligeras modificaciones, se repite en Villaricos (Almería) con el Dreambeach, cita que volverá a tomar la playa de Palomares con una armada sintética comandada por Armin van Buuren, Steve Aoki, Don Diablo y Paul Kalkbrenner.

Un poco de Mecano

De la costa al interior, el Sonorama Ribera de Aranda de Duero (Burgos) se ha marcado este año el tanto de fichar a Nacho Cano para que interprete en directo versiones de Mecano. Una resurrección a medias que, entre el 7 y el 11 de agosto, compartirá protagonismo con las actuaciones de Crystal Fighters, Love Of Lesbian, The Vaccines o Taburete. Una apuesta por el pop de amplio espectro que se repite con la alineación de Kaiser Chiefs, Carolina Durante y Derby Motoreta’s Burrito Kachimba en el Santander Music (del 1 al 3 de agosto en la capital cántabra) o con la manga ancha de ese SonRías Baixas que llevará a Pontevedra hasta el 3 de agosto a La M.O.D.A. o La Pegatina.

Como cada mes de agosto, el reggae y las músicas jamaicanas tendrán su fortín en el Rototom Sunsplash, por donde pasarán, entre el 16 y el 22 de agosto, desde Ziggy Marley a Anthony B, mientras que el Puro Latino Fest llevará este fin de semana al Puerto de Santa María (Cádiz) a estrellas del reguetón y el electro latino como Don Omar y Juan Magán.

También el rock y el punk tienen sus patios de recreo y podrán desmelenarse a placer este fin de semana en citas tan variadas como el The Juergas Rock Festival, que acercará a Adra (Almería) a veteranos del thrash metal como los brasileños Sepultura; o el Tsunami Xixón, cónclave de punk y hardcore con reclamos como NOFX y The Offspring.

Estos últimos, a vueltas con la celebración del 25 aniversario de «Smash», álbum que les lanzó al estrellato, estarán también el sábado en el Poble Espanyol de Barcelona encabezando el Barna’n’Roll junto a Talco y Propagandhi. En Villena (Alicante), el festival Leyendas del Rock se reivindicará entre el 7 y el 11 de agosto como hogar del hard rock y derivados de la mano de los alemanes Avantasia y los australianos Airbourne y, sobre todo de la única actuación en España de lo (poco) que queda de Thin Lizzy en su gira de 50 aniversario.

Noche con estrella (Michelín)

Capítulo aparte merecen los llamados festival boutique, citas exclusivas casi siempre a pie de costa que, en marcha muchos de ellos desde el mes de julio, aprovechan agosto para hacer su ídem. Hablamos de citas que, como el Cap Roig Festival de Calella de Palafrugell (Girona), combinan una oferta gastronómica de primera cortesía del restaurante Via Veneto y su Estrella Michelín con las actuaciones de astros del pop como Jamie Cullum (2 de agosto), Eros Ramazzotti (13 de agosto) o Aitana (18 de agosto).

Una fórmula similar a la ofrece en Marbella el muy ecléctico y exclusivo Starlite, por el que desfilarán en los próximos días Luis Fonsi (3 de agosto), James Rhodes y Katie Melua (5 de agosto), Jason Derulo (13 de agosto) o Pablo López (19 de agosto).

De vuelta a la Costa Brava, el Festival de la Porta Ferrada, decano de las citas estivales, afronta su edición número 57 echando mano de un clásico de talla de Patti Smith (7 de agosto) y con la mirada puesta en el pop electrónico con solera e historia de New Order (12 de agosto) y The Human League (14 de agosto).