Juan Guaidó y Nicolás Maduro
Juan Guaidó y Nicolás Maduro - ABC

Maduro vs. Guaidó: un combate que también se libra en el mundo de la música

Roger Waters ha recibido un aluvión de críticas por su apoyo al régimen bolivariano

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Roger Waters nunca ha escondido sus inquietudes políticas, pero la última ocurrencia del exbajista de Pink Floyd ha sorprendido incluso a sus fans más acérrimos, que no esperaban que tomase partido en la crisis de Venezuela de forma tan contundente. El pasado lunes, el autor de «The Wall» animó a través de su cuenta de Twitter (con más de 270.000 seguidores) a participar en una manifestación de protesta que criticaba la posición de Estados Unidos en contra de Maduro. El músico publicó la foto de la convocatoria, acompañada de un texto de su cosecha: «Esto es para hoy: detengan esta nueva locura de los Estados Unidos, dejen al pueblo venezolano tranquilo. Ellos tienen una verdadera democracia, paren el intento de destruir a un país solo para que el 1% (los muy ricos) puedan apropiarse de su petróleo».

En los últimos días se han posicionado a favor de Guaidó estrellas como Alejandro Sanz, Miguel Bosé, Pablo Alborán, Luis Fonsi, J Balvin, Juanes o el venezolano Nacho. Pero a Waters se le han unido otros músicos que insisten en que el régimen de Maduro es la única víctima de esta crisis.

Uno de ellos es Boots Riley, que el año pasado se convirtió en revelación del cine estadounidense con su debut como director con «Sorry to bother you». El rapero usa mucho la ironía para apoyar al líder venezolano, con mensajes como «A Maduro le odian tanto que en las elecciones gana con el 70%. El que quieren poner en su lugar ni siquiera se ha presentado». Compartió un meme que decía: «Guaidó se declara ganador de la Super Bowl», y enlazó vídeos que demuestran supuestos fiascos de convocatoria de la oposición, así como distintos artículos de la prensa estadounidense de los años setenta que auguraban un golpe de Estado en Chile, en los que pueden leerse titulares como: «Allende ha provocado un aumento de precios y escasez de alimentos». Cuando le acusan de hablar sin conocer Venezuela, Riley también tira de ingenio: «“El Holocausto fue terrible” - “¿Acaso has estado en Alemania?”».

El guitarrista Tom Morello, exmiembro de Rage Against the Machine, cuenta con más de medio millón de seguidores en Twitter y también ha compartido varios enlaces que critican el intervencionismo en el país caribeño. Uno de ellos lamenta que «no se haga lo mismo con Arabia Saudí», y otro contesta a la pregunta de «¿Qué quiere Trump en Venezuela?» con la frase: «Lo dijo cuando explicó cómo lidiaría con Libia e Irak. Quitándoles el petróleo».

El cubano Silvio Rodríguez no se ha manifestado públicamente estos días, pero siempre ha apoyado el régimen de Maduro. La más llamativa fue hace algo más de un año en su blog personal: «No dejen de luchar por lo que vale la pena, la América Nuestra que previeron Bolívar y Martí, Fidel y Chávez, y que nos hace tanta falta». En nuestro país, Los Chikos del Maíz, también conocidos por su activimo de izquierdas, se han mojado retuiteando mensajes como: «30 naciones reconocen a Guaidó. 130 a Maduro, incliluida la propia ONU. Pero Maduro está “aislado”... El repulsivo egocentrismo colonianista europeo».

Equidistantes

Pero también hay otros artistas que se muestran neutrales, como Coti, que en declaraciones a este periódico aseguró: «Tengo esperanza, pero también miedo porque donde Trump mete la mano, hay peligro. Los dos gobiernos son ilegítimos, debe haber elecciones libres». De similar postura es el exlíder de Calle 13, Residente: «No apoyo a Maduro. No apoyo que Trump se meta en el país ni que decida poner el presidente que le dé la gana. Nunca apoyaré una invasión a Latinoamérica por un gobierno estadounidense». El veterano cantante y actor Harry Belafonte también apoya a Nicolás Maduro, y de hecho el año pasado formó parte una plataforma de simpatizantes en la que también estaban figuras de Hollywood como Sean Penn, Lukas Haas, Danny Glover o Jamie Foxx.

De todos los artistas que se han posicionado, el que ha recibido la mayor lluvia de críticas ha sido sin duda Roger Waters. Pero parece que sus fans se lo perdonan todo: a la hora del cierre de este texto sigue teniendo los mismos 270.000 seguidores que tenía en Twitter antes de meterse en el jardín venezolano.