Mark Knopfler
Mark Knopfler - ABC

Mark Knopfler cumple 70 años: cosas que no sabías del Sultán del Swing

El músico escocés asegura que ya no hará más giras de conciertos después de casi medio siglo de carrera

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Autor de una buena ristra de canciones que forman parte de la banda sonora de nuestras vidas, Mark Freuder Knopfler cumple este lunes 12 de agosto 70 años con la firme intención de no volver a pisar un escenario, y dedicarse a una de las cosas que más le gustan: no hacer nada («lo recomiendo, es muy terapéutico», dijo hace años la ahora jubilada estrella del rock). Después de una vida tan intensa como la suya, no es de extrañar que quiera recogerse en la tranquilidad de su mansión de Londres.

En 1999, la reina de Inglaterra Isabel II le nombró miembro de la Orden del Imperio Británico para reconocer sus méritos profesionales, que curiosamente empezaron en el bando «enemigo», como crítico musical. Tras hacer un curso de periodismo en 1967, estuvo escribiendo reseñas en el Yorkshire Evening Post, un diario local de Leeds. Después cambió este trabajo por otro como profesor de lengua inglesa a tiempo parcial en el Loughton College de Essex.

Su padre era un arquitecto judío en Hungría, que tuvo que exiliarse por su afínidad al partido comunista en 1939, antes del estallido de la Segunda Guerra mundial. Intentó que su hijo aprendiera a tocar el piano y el violín, pero el joven Mark no estaba por la labor y prefería algo más moderno. Sin embargo, solo pudo tener su primera guitarra con 15 años, cuando la pidió a cambio de no ir a un viaje del colegio que sabía que sus padres no podían costearle. Aunque era zurdo aprendió a tocarla con la derecha, y una vez convertido en estrella del rock, su relación con el instrumento de seis cuerdas fue de lo más apasionada: ha tenido más de 130 guitarras, «pero no por coleccionismo», como él mismo aseguró en una ocasión. Según asegura, ha empleado todas esas guitarras en sus discos y conciertos, y cada una ha tenido su función en su carrera. Sobre todo ha usado las Fender y las Schecter «Dream Machine», también las Gibson Les Paul, en muchas ocasiones con un compresor Dan Armstong Orange Squeezer. Ahora tiene unas setenta, y al menos unas diez de ellas están fabricados expresamente para él: una Fender Stratocaster Mark Knopfler Signature, una Martin 000-40S Mark Knopfler, la Martin HD-40 MK, y varias de la marca Pensa-Suhr (R - Custom, Strat 90, Suhr Black, Suhr MK1 Suhr MK2, MK2 Flammed, Custom, MK 80), a las que tiene especial cariño.

Antes de Dire Straits tuvo varias experiencias musicales profesionales. Primero tocó con su amigo Steve Phillips en un proyecto llamado The Duolian String Pickers, que llegó a grabar una maqueta en abril de 1970. Y en 1971 formó parte de la fundación del grupo donde aprendería sus primeras lecciones en el negocio de la música, Brewer's Droop. Grabaron dos álbumes, «Opening Time» y «Booze Brothers», que fue producido por Dave Edmunds de Rockpile pero no fue publicado hasta 16 años después, cuando el propio Knopfler, ya un artista famoso, recuperó las grabaciones para que vieran la luz.

Es una de las estrellas del rock que más ha trabajado con el mundo del cine, haciendo bandas sonoras muy conocidas como «Un tipo genial» (1983), «Cal» (1984), «La princesa prometida» (1987, junto con Willie Mink DeVille), «Última salida, Brooklyn» (1989), «La cortina de humo» (1997) o «Metroland» (2000).

Knopfler tuvo una vida personal bastante turbulenta hasta finales de los noventa, y ha estado casado tres veces. La primera vez que se casó, siendo aún un adolescente, fue con una chica de Newcastle que estudiaba en su misma universidad, llamada Kathleen Urwin White. La boda se celebró el 4 de marzo de 1972 en el registro de Northumberland South de Leeds, pero tuvo una duración muy breve. Menos de dos años después, se separaron justo antes de que Knopfler fuera a Londres para unirse a la banda Brewers Droop. Knopfler estuvo entonces toda una década sin pasar por el altar, pero a principios de los años ochenta conoció a Lourdes Salomone, se enamoró y se casó con ella en noviembre de 1983. El matrimonio tuvo dos hijos gemelos, Benji y Joseph (nacidos en 1987), antes de divorciarse en 1993. Sólo un año después, el guitarrista conoció a la actriz y escritora Kitty Aldridge, volvió a enamorarse y se casó con ella el día de San Valentín de 1997. A día de hoy aún siguen siendo un feliz matrimonio con dos hijas, Isabella y Katya Ruby Rose.

Knopfler, ahora retirado de las giras, Knopfler disfruta de su pasión por los coches de carreras antiguos. Posee varios de ellos incluyendo un Maserati 300S y un Austin-Healy 100, en los que asegura que ha vivido aventuras de película. Pero una de las anécdotas más curiosas que deja la biografía de Mark Knopfler, «the quiet man of rock», es que un arqueólogo fan de su música utilizó su nombre para bautizar un nuevo descubrimiento, un fósil de dinosaurio al que llamó «Masiakasaurus Knopfleri». ¿Cuántas estrellas del rock puede decir lo mismo?