Niño de Elche
Niño de Elche - ABC

Niño de Elche: «Supero prejuicios con cada nuevo disco»

El artista presenta estos días su nuevo disco, «Colombiana», grabado mano a mano con el bogotano Eblis Álvarez

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Es verdad que el papel del Niño de Elche en la tragicomedia flamenca actual da para debatir largo y tendido sobre pureza, fronteras, desafíos y desplantes, pero no es menos cierto que su nuevo disco contiene suficiente jugo como para dedicarle una ronda promocional con la música como estricta protagonista. «Colombiana», grabado mano a mano con el bogotano Eblis Álvarez (de Meridian Brothers), apuesta por la convergencia entre la heterodoxia flamenca y el experimentalismo folclórico suramericano, en un álbum desafiante cuya elaboración ha destapado los prejuicios del artista más desprejuiciado de la música española.

«Sí, he descubierto que los tenía», reconoce el artista ilicitano. «Todos los discos que he hecho me han servido para superar mis prejuicios, pero este el que más. Ha sido como una terapia de choque, más que un trabajo de fusión. La música latina no ha tenido demasiadas buenas traducciones positivas en los últimos tiempos».

La contradicción

La búsqueda e identificación de la contradicción siempre ha sido uno de los motores creativos de Niño de Elche, «pero solo si me sirve para conectar con lo que yo quiero contar», puntualiza el cantaor, que ha empleado la noción de «cantes de ida y vuelta» como punto de partida para este trabajo colaborativo. «El concepto de viaje, con una mirada amplia, está muy presente en este trabajo. Eblis Álvarez estudió electroacústica en Dinamarca, y cuando escuché por primera vez a Meridian Brothers me di cuenta de esa amplitud, a través de una serie de disonancias, de notas con afinaciones muy particulares que me parecieron muy interesantes, y que de alguna manera conectaban con elementos del flamenco de principios del siglo XX. En su música no todo es tan melódico ni tan armónico como se supone que debe ser lo latino, y para entender la lógica desde la que creaba todo esto, sabía que yo debía grabar este disco no aquí, sino en Colombia. Fui a un concierto de Meridian Brothers en Barcelona, me encontré con Eblis, le propuse el proyecto y entendió mis intenciones perfectamente».

En «Colombiana», un disco difícil pero que ofrece grandes recompensas, se han entrecruzado influencias tan dispares como «Los Gaiteros de San Jacinto, La Niña Emilia y toda la gente del bullarengue, Juaneco y su Combo, con otras alejadas del flamenco y lo latinoamericano como Moondog, Björk o Flying Lotus. Las iré explicando en una "playlist" de Spotify». El resultado son diez canciones de espíritu vanguardista con nombres como «Peteneras Mexicanas», «Cabales americanas». «Colombiana vasca» o «Tangos de la ayahuasca», un enteógeno amazónico que «todavía» no ha probado. «Tengo un amigo en Burgos que la prepara, pero hablando de viajes, el de ayahuasca es duro. Se necesita tiempo, y con tanto trabajo es imposible. Para eso hay que estar tranquilo».