Los integrantes de la banda, en una fotografía promocional
Los integrantes de la banda, en una fotografía promocional - ABC

Weezer: «Pasar de las drogas ha ayudado a que aún sigamos aquí»

La banda estadounidense de rock alternativo son cabeza de cartel del festival Bilbao BBK Live, que se celebrará entre el 11 y el 13 de julio

Actualizado:

Nada más coger el teléfono, el guitarrista de Weezer se despide súbitamente. «¡Perdona! Voy conduciendo por Nueva York y estoy a punto de entrar en un túnel, ¡hasta ahora!». Pasados unos minutos, y con su coche ya aparcado en una cuneta, Brian Bell retoma la conexión para charlar sobre su nuevo disco epónimo (conocido como «Black Album» por su oscura portada) y su inminente llegada a España, para participar en el festival Bilbao BBK Live como flamantes cabezas de cartel.

«Hace diez años que no vamos a vuestro país. Creo que la última vez tocamos con Sheryl Crow en una plaza de toros. Recuerdo que le dije que me gustaba su canción "All I wanna do", y ella me contestó que le gustaban algunas de nuestras canciones. Dijo algunas... (risas)». En esta ocasión, Weezer no compartirán escenario con una «one hit wonder», sino con un enorme elenco de artistas de toda clase, algunos de los cuales han mamado de sus canciones. «No conozco la magnitud del BBK, pero creo que es muy grande porque el otro día me encontré con el manager de los Strokes, que también van a estar allí, y me contó un poco de qué va la cosa. Creo que lo vamos a pasar muy bien, porque además llegamos con un nuevo disco, y eso siempre es excitante».

«"Black Album" tiene mucha oscuridad en las letras y mucha melancolía en la música»

Weezer debutaron en 1994 con un disco sin título, al que los fans bautizaron «Blue Album». Después, alternando con otros trabajos que sí tuvieron título («Pinkertone», «Maladroit», etcétera) la banda californiana amplió la paleta con el «Green Album» (2001), «Red Album» (2008), «White Album» (2016) y «Teal Album» (2019). «¿Por qué el último es negro? Es simple, porque hay mucha oscuridad en las letras y mucha melancolía en la música», describe Bell. «El álbum blanco, por ejemplo, fue mucho más luminoso. Mostraba el lado más divertido y playero de Los Ángeles, y el negro, por el contrario, habla sobre el lado oscuro de la ciudad».

Aunque no se le puede considerar miembro fundador de Weezer, Bell es su guitarrista de toda la vida. Cuando el grupo estaba grabando su disco de debut, su primer guitarrista tuvo que dejarlo porque su novia se quedó embarazada. Y ahí es donde entró Bell. «La verdad es que no tenemos ningún secreto especial que explique cómo hemos durado más de un cuarto de siglo en este negocio. Somos gente muy normal. Quizá ahí esté parte del secreto, ser gente normal sin demasiadas ambiciones excéntricas. Haber pasado siempre de las drogas puede ser un elemento importante para entender cómo podemos seguir aquí hoy en día. He visto a muchos músicos llenos de talento echarlo todo a perder por su culpa, y nosotros hemos sido muy afortunados en ese sentido. Nunca nos atrayeron».

Vida sana, deporte y familia son tres de las máximas que Bell sigue a rajatabla para mantener la mente despejada y seguir siendo un músico creativo. Y es que, después de lanzar dos discos este año, el guitarrista nos cuenta que tienen otros dos entre manos. «Uno se llama "Van Weezer" y otro, "OK Human", pero no podría decirte cuál de los dos llegará primero. Lo que sí puedo asegurar es que hemos decidido no adelantar ninguna canción este verano. En el festival de Bilbao tampoco, ¡lo siento mucho! Pero tendréis que ser pacientes. Merecerá la pena, ya veréis».