Angus Young, el guitarrista de la mítica banda de rock australiana AC/DC - AFP
en su gira mundial

AC/DC, del infierno a Sevilla

El Estadio Olímpico de la Cartuja reunirá el sábado a unos 62.000 espectadores para celebrar el penúltimo concierto de la gira mundial «Black Ice Tour», de AC/DC

sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La mítica banda del «Highway to Hell», los australianos AC/DC, actuarán mañana en el Estadio Olímpico de la Cartuja en el que será el penúltimo concierto de su gira «Black Ice Tour», que culminará el próximo lunes en Bilbao. Tras la presencia de Héroes del Silencio, Madonna o Bruce Springsteen, este concierto de hoy será uno de los que más expectación y audiencia levantarán en Sevilla de los últimos tiempos, ya que se esperan unas 62.000 personas.

La gira comenzó el 28 de octubre de 2008, justo después de que AC/DC publicaran su decimoquinto disco de estudio, «Black Ice». Desde entonces, los australianos han ofrecido 165 conciertos por todo el mundo, recorriendo numerosos países por América, Europa, Oceanía y Asia. Por este motivo, el espectáculo que se verá el sábado en Sevilla será uno de los montajes de luces y sonidos más notables de cuantos se han visto en una banda de rock en los últimos años. Como muestra un botón; en esta gira los australianos están empleando 500.000 vatios de luz y 200.000 de sonido. Asimismo, el equipo de la gira suele contar con un total de 80 trabajadores, una veintena de tráilers y unos siete autobuses. Toda esta infraestructura técnica es necesaria para acercar al público el sonido de este grupo de rock que es uno de los más míticos de todos los tiempos.

Para el concierto del sábado se espera la presencia de unos 62.000 espectadores, lo que hará que sea uno de los conciertos más vistos en el Estadio de la Cartuja. Además se han vendido el 75 por ciento de las entradas.

Como artistas invitados actuarán Los Perros del Boogie, una banda valenciana más próxima al sonido de hard rock de AC/DC. A última hora, la promotora del concierto, Live Nation, decidió cambiar como teloneros a los catalanes Mel, después de que muchos fans de los australianos protestaran en los foros como consecuencia de que su sonido era muy lejano al de AC/DC. Live Nation alega a «problemas personales» para haber cambiado a última hora de artistas.

Pero más allá de todos estos datos técnicos y artísticos, conviene hacer un poco de memoria para recordar la trayectoria de una de las bandas de hard rock más importantes de todos los tiempos. AC/DC nacieron en 1973 cuando los hermanos de origen escocés Malcolm y Angus Young formaron este grupo. Estos músicos se hicieron pronto muy conocidos no sólo por sus canciones, sino por la estética que presenta Angus Young en los escenarios, ataviado con un uniforme colegial, con pantalones cortos y una gorra. Pero más allá de estas anécdotas de vestuario, cabe recordar que a principios de los setenta el primer cantante del grupo fue Dave Evans, pero la banda adoptó su empaque y su peso internacional gracias a la presencia de Bon Scott, que entró en el grupo en el año 1974, formando parte del mismo hasta su trágica muerte en 1980, siendo para muchos su mejor cantante. Esta época fue una de las más fructíferas dentro del grupo; no en vano en 1975 publicaron su primer disco, «High Voltage», que ya fue toda una declaración de principios. Pronto lanzaron su single «It's a long way to the top (If you wanna Rock 'n' Roll)», que se convirtió en su himno.

Entre 1976 y 1978 se produjo el gran salto internacional del grupo tras su contrato con la discográfica norteamericana Atlantic Records. En estos años los australianos se codearon en los escenarios con bandas como Kiss, Aerosmith, Van Halen, Foreigner, etc. Pero la eclosión definitiva de AC/DC se produjo en el año 1979 cuando publicaron un disco mítico dentro de su carrera, «Highway to Hell», que supuso un antes y un después en su camino. Este trabajo alcanzó un enorme éxito en Estados Unidos y Reino Unido. Además, en este elepé se encontraba la canción «Highway to Hell», todo un himno del rock mundial y una de las canciones que siempre tienen que sonar en todas las giras de los australianos.

La desgracia llegó cuando el 19 de febrero de 1980 falleció Bon Scott de una intoxicación etílica. Fue entonces cuando muchos críticos y aficionados pensaron que el grupo había llegado a su fin tras la muerte de su vocalista, pero las cosas cambiaron a partir de la incorporación al grupo del inglés Brian Johnson. Ese mismo año publicaron «Back in Black», dedicado a la memoria de Scott, y otro de los grandes éxitos de la banda. A pesar de que los australianos siguieron editando nuevos trabajos, a mediados de los años ochenta les llegó el bajón comercial, algo que superaron con su disco «Blow Up Your Video» (1988). Otro gran éxito fue en 1993 su single «Big Gun» para la película de Schwarzenegger, «El último gran héroe». Así se han mantenido con su popularidad hasta su más reciente trabajo, «Black Ice». Durante sus más de cuarenta años de carrera musical, AC/DC ha vendido en todo el mundo casi cien millones de discos, teniendo el récord absoluto su trabajo «Back is Black», del que se han vendido 50 millones de discos.