La actriz andaluza Natalia de Molina junto al director gaditano Jota Linares en el rodaje de «Animales sin collar»
La actriz andaluza Natalia de Molina junto al director gaditano Jota Linares en el rodaje de «Animales sin collar» - ABC
RODAJES

La actriz andaluza del momento, Natalia de Molina, comienza a rodar en Sevilla «Animales sin collar»

Se trata de un «thriller romántico» dirigido por el gaditano Jota Linares, que da el salto al largometraje

SEVILLAActualizado:

La joven actriz andaluza ganadora de dos premios Goya, Natalia de Molina y el intérprete catalán Daniel Grao encabezan el reparto de «Animales sin collar», ópera prima de Jota Linares cuyo rodaje ha arrancado esta semana en Sevilla, según han informado este jueves sus productores.

En palabras de su director, «Animales sin collar» es un thriller romántico «que aborda el poder de la mujer para tomar las riendas de su vida, el éxito y el fracaso, la ambición y las segundas y últimas oportunidades».

Linares da el salto al largometraje tras una exitosa carrera como cortometrajista por la que ha recibido numerosos galardones. Comenzó en 2010 con «2,3 (lo que hacen las novias)», y le siguieron «Ratas» y «Rubita».

La producción de «Animales sin collar» corre a cargo de Beatriz Bodegas a través de La Canica Films. Bodegas vuelve a apostar por un director novel tras el éxito alcanzado el año pasado con «Tarde para la ira» de Raúl Arévalo, la cinta más premiada del 2016.

Junto a La Canica coproducen la cinta Palomar SPA y Animales sin collar AIE, con la colaboración de Netflix, Movistar+ y Film Factory.

¿Qué cuenta «Animales sin collar»?

La sinopsis sitúa la acción en un cortijo aislado en mitad de la campiña andaluza, testigo del triunfo de Abel y Nora. Él es un político entregado a la lucha por los más desfavorecidos y acaba de hacer historia, ella su mujer y guardiana de un secreto que puede cambiarlo todo.

La promesa de una nueva vida para ambos se ve truncada por la aparición de Víctor, un alto cargo caído en desgracia, y de dos antiguos amigos de una época que prefieren olvidar, Virginia y Félix. Todos creen llevar el control de una situación donde nada es lo que parece y donde cada revelación descubre nuevos interrogantes.

El rodaje se desarrollará a lo largo de seis semanas en Sevilla y alrededores. El reparto lo completan Natalia Mateo, Ignacio Mateos y Borja Luna.