Alfred García durante la promoción de su disco «1016» - Raul Doblado

Alfred García: «Tengo muchas ganas de cantar el tema Sevilla en Sevilla»

Su primer disco tras «OT» incluye una canción dedicada a Sevilla

SevillaActualizado:

Se llama Alfred García y fue uno de los concursantes más populares del regreso de Operación Triunfo en 2017, pero él no es un triunfito más. Asegura que no busca el hit, sino hacer buenas canciones que perduren con los años, más allá del éxito comercial. Por ello, se ha tomado su tiempo en sacar a la luz su primer disco, «1016» tras salir de la Academia.

El sencillo con el que presenta el disco, «De la Tierra hasta Marte» habla de «dejar algo atrás y de volar solo en un mundo nuevo. Es lo que tiene que ser, es lo que soy, y la verdad es que con este disco todos hemos sido muy valientes. Hemos sacado algo más allá de las modas, algo más allá de las canciones» comenta Alfred a ABC de Sevilla.

Su apuesta por un estilo propio ha sido arriesgada dentro de un mercado musical enfocado al hit pegadizo para pistas de baile o tardes melancólicas de lluvia. La jugada no era un farol. Las cartas con las que se presenta han sido del gusto de sus fans, llevándolo hasta el número uno en Spotify, siendo el primer artista masculino español en record de streaming, con más de un millón y medio de escuchas el primer día.

Un éxito en cuanto a número de reproducciones y descargas es incontestable, aunque para este joven nacido en El Prat de Llobregat el éxito «es hacer el disco que yo quería hacer, producirlo y con mi banda. Yo lo que quiero alcanzar es hacer buena música, cada día hacer mejor música y con mayor calidad». No obstante, asegura que tiene guardados en el cajón un montón de singles, potenciales superventas, para «cuando el público se canse de escuchar mis letras tan intensas».

Alfred García durante la entrevista
Alfred García durante la entrevista - ABC

Bob Dylan, Leonard Cohen o Prince son algunos de sus referentes del panorama internacional. A la hora de escribir, se fija en Leiva o Joaquín Sabina. Y para su estreno discográfico, cuatro colaboraciones de artistas más cercanos a la escena indie que al mainstream, como son Love of Lesbian, Carlos Sadness, Paula Jornet y Amaia. «Yo no me guío por si alguien es popular o no, sino por lo que me trasnmite a la hora de hacer música. A partir de eso, las etiquetas las dejo fuera».

Amaia es el único nombre que puede recordar su paso por «OT», una etapa de su carrera profesional ya cerrada y de le dio «la visibilidad que necesitaba como artista y me llevo encontrarme a mí mismo dentro de ese mundo tan grande que es la gran industria musical. Creativamente he compuesto muchos temas dentro de OT y la verdad es que me ha servido de mucho».

Visibilidad, popularidad, fama, notoriedad y prensa rosa. Alfred ha pasado de ser un joven estudiante de Comunicación audiovisual, aficionado a la música, a un afamado cantante, con miles de seguidores en las redes sociales, y un puñado de paparazzis siguiendo sus andanzas. Su historia de amor en la Academia y su desenlace ha generado millones de impactos en las redes, miles de comentarios y cientos de bulos sobre su intimidad.

En este mundo de exposición permanente, el peaje que debe pagar un personaje público es más alto. Porque el cotilleo vende. «Me parece absurdo que me pregunten sobre mi vida personal explícitamente, porque yo ya cuento mi vida en mis canciones, si quieren saber algo, que las escuchen. Desde la metáfora de la poesía pueden ver de qué hablo y de qué va mi vida».

Su vida, o al menos una parte, ha dejado de ser suya. Ha pasado a ser de dominio público, siempre al acecho de una imagen inoportuna. «Quien me quiera hacer fotos por la calle está en todo su derecho, después está la educación de cada uno, de las fotos que quiera sacar, de qué trabajo es el suyo y de qué quiera vivir. Yo vivo de la música y del arte, y no tengo nada más que hablar que de amor y de música».

La gira de presentación del disco ya está en marcha, aunque las fechas no están totalmente cerradas.«Tengo muchas ganas de cantar Sevilla aquí, en vivo» dice Alfred García, porque venir, vendrá a Sevilla, pero la fecha del concierto está en el aire.

El tema que lleva por nombre «Sevilla» es «una canción que habla de lo bonita que es Sevilla, de lo bien que me han hablado del Sevilla, pero que no la he podido ver. A la vez hago un paralelismo entre las personas que han aparecido en tu vida, y que son fantásticas, pero que no tienes la oportunidad de estar con ellas. Juego con los paralelismos de personas, lugares y sentimientos, porque me parece una idea muy romántica y muy urbana de hablar. La escribí en Sevilla y se llamó Sevilla»