Fachada de la casa natal de Luis Cernuda en la calle Acetres
Fachada de la casa natal de Luis Cernuda en la calle Acetres - Raúl Doblado
Patrimonio

El Ayuntamiento de Sevilla quiere comprar la casa de Luis Cernuda antes de las municipales

El éxito de la operación urbanística de Ramón Carande le permite librar fondos para adquirir ese patrimonio

SevillaActualizado:

La compra de la casa natal de Luis Cernuda es un mandato del pleno municipal desde enero de 2017. Sin embargo, el equipo de gobierno de Juan Espadas no ha logrado, por diversos impedimentos, cerrar hasta ahora la operación con sus herederos.

El último escollo al que se enfrentaba el Consistorio era la necesidad de aprobar los presupuestos municipales para 2019, que incluían una partida para la adquisición, algo que en año de elecciones la oposición no iba a permitir a un PSOE sin mayoría absoluta.

Esta dificultad ha logrado sortearla el Ayuntamiento, gracias a una operación urbanística realizada con unos suelos en la avenida Ramón Carande, cuyo derecho de superficie se ha adjudicado durante 78 años para la construcción de una residencia universitaria, que redundará en un ingreso de más de 73 millones de euros a través de un canon anual a las arcas municipales.

Tras la firma de ese convenio, el pasado 22 de febrero entre la Gerencia de Urbanismo y el grupo Moraval, el Ayuntamiento obtuvo 5,5 millones de euros, unos ingresos que le permiten afrontar la operación de compra de la casa natal de Luis Cernuda, que, situada en la calle Acetres, estaba ya tasada en unos 400.000 euros.

«Al haber vendido patrimonio, puedo adquirir patrimonio», explicó gráficamente el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, sobre la operación para adquirir este inmueble de tres plantas de unos 450 metros cuadrados, a los que se pretende dar un uso museístico, similar «a la casa de Jorge Luis Borges en Buenos Aires o la de James Joyce en Dublín», además de albergar la programación cultural que realiza la Casa de los Poetas, que actualmente se desarrolla en el Espacio Santa Clara.

La pretensión del Ayuntamiento, explicó el delegado, es cerrar la operación esta primavera, preferentemente, antes de las elecciones y, si no, inmediatamente después. Los próximos pasos a dar, en ese sentido, pasan, en primer lugar, por que la Gerencia de Urbanismo realice un expediente de adquisición, con la correspondiente memoria justificativa y los informes a la intervención.

Una vez esté listo, el Ayuntamiento debe informar de la compra a la Junta de Andalucía, pues al haber sido declarado el inmueble Bien de Interés Cultural en 2016, esta administración podría ejercer el derecho de retracto.

Una vez superado este trámite, el Ayuntamiento podría cerrar la operación con los herederos. Hay que recordar, en ese sentido, que entre ellos no hay ya ningún impedimento para culminar la venta, por cuanto ya han solventado la deuda que mantenían con la hacienda municipal alguno de estos herederos, motivo que frustró meses atrás.

Una vez adquirida la propiedad, el Ayuntamiento tendría que aprobar un plan de obras para la consolidación y restauración de la casa y, posteriormente, plantear un proyecto museográfico para este espacio.